El cabaret ante el presidenciable Peña Nieto

lunes, 11 de abril de 2011

MÉXICO, DF., 11 de abril (apro).- En una pantalla se ven imágenes de un Enrique Peña Nieto incapaz de explicar la causa de la muerte de su esposa y terminar diciendo que murió “de epilepsia”. Es la entrevista que le realizó Jorge Ramos en Estados Unidos hace algunos años y que nunca se transmitió en México. Las dudas y la inseguridad de Peña Nieto son notorias.

A partir del video, en el foro del Teatro Cabaret El Vicio se estrenó El coronel no entiende aunque le escriban, espectáculo chusco en el que aparecen personajes de la clase política como Beatriz Paredes, Elba Esther Gordillo, el propio Peña Nieto y su actual esposa Angélica Rivera. También Patylú, esposa de César Nava, La Femme “Nakita” y un par de viejecitos que discuten apasionadamente.

“Nosotros más que culpabilizar, que poner el dedo flamígero, utilizamos este video como punto de partida de nuestra historia –dice Tito Vasconcelos a Proceso– La trama de nuestra telenovela es el asunto inexplicable de esta muerte y de que el hombre no pueda recordar de qué murió su esposa y además no lo pueda explicar. Es el punto de tensión dramática para crear una serie de imaginerías al respecto y sobre la nueva historia de amor que vive con Angélica Rivera.”

El Peña Nieto de El coronel no entiende aunque le escriban en temporada hasta mayo en El Vicio, es incapaz de hilar una idea “es una caricatura, y para lo que dice siempre hay una vuelta de tuerca y el Gel Boy siempre termina hablando como político, como dando una plática al respecto de cómo fue lo del nuevo hospital que inauguró.”

La Gaviota debe de tener un hijo con Peña Nieto, lo cual según Vasconcelos es la metáfora del Grupo Atracomulco:

“Un grupo que ya está de vuelta, con todo lo que lo rodea de poderosos empresarios. El asunto de un nuevo hijo se refiere a que han creado a este nuevo ente a través de una infame reunión con un medio de televisión masiva que nos tiene apabullados como es Televisa.

“Los viejitos que aparecen son la contraposición entre la horrible vulgaridad de estos personajes políticos y de los medios, e incluida la internet, algo que ya no es posible ni lógico, porque tendríamos que regresar al parque a hablar con nuestros amigos.”

Mientras La Femme “Naquita” –interpretada por Vasconcelos– hace gala de su belleza, Patylú, interpretada por Antonio Cerezo, patina por el foro y cada vez que le ofrecen una senaduría responde con voz de niña tonta: “Pero es que no tengo hambre”.

“Patylú genera ternura, la Gaviota me da mucha ternura también. Son estas mujeres que soñaron, a las que emboletan, les venden un sueño, se los arman y cumplen, Cenicientas que llegan al poder deseando convertirse en primeras damas.

“Yo conozco a Patylú desde que estaba en Jeans, existe un público muy importante que creció con él y que son nuestra clientela. Son esas jotitas que bailan y que crearon un fenómeno con esa música.

“Y ahora La Vaca Tomasa es el nuevo éxito de Patylú, que después de hacer una adolescente y convertirse en una mujer, casarse y demás, regresa a cantar pero para niños. La Vaca Tomasa es su mayor éxito del momento.”

 

Cabaret culto

 

La puesta en escena de El Coronel no entiende aunque le escriban es un trabajo realizado entre las Reinas Chulas (Nora Huerta, Marisol Gasé, Ana Francis Mor y Cecilia Sotres), Antonio Cerezo y  Tito Vasconcelos. 

“Ellas tenían más o menos una idea clara de lo que querían hablar, que era poner en tela de juicio la subida del copete Peña Nieto y encontrar una manera de decirlo sin entrar en rollos semididácticos. Decidimos que teníamos que contraponer la vulgaridad de la política y toda esta parafernalia con un lenguaje poético que llevan un par de catedráticos de la lengua.”

Por lo cual, señala Vasconcelos, hay mucho pastiche de autores como Enrique Jardiel Poncela, María Elena Walls, William Shakespeare, Fernando de Rojas, Bertold Brecht, entre otros:

“Hay que entender que el cabaret debe de tener primero la intención de ser cabaret y no de representar una obra tradicional.

“Es un texto que vive cada noche y cada noche se muere. Estamos muy pendientes del suceso de la representación, las representaciones llevan la intención de una revisión sobre la política y el momento social. Es por eso que no hay demasiada dramaturgia, son textos efímeros, tienen esa pretensión, textos útiles, y también van con el asunto de la música, algunos temas musicales que refuercen el discurso que ya se ha planteado.

“En esta puesta en escena metimos a Beatriz Paredes porque no podíamos meter a Muñoz Ledo, pero igual los dos son saltimbanquis de la política. Beatriz estaba en la transición, de alguna manera es una de las creadoras del monstruo. Ella es un personaje fársico. Tenemos informantes que la conocen muy de cerca y que nos cuentan que en una fiesta agarra la jarra y después la guitarra y ya no hay manera de quitárselas.”

La Femme “Nakita” aparece porque necesitaban una transición y el personaje de alguna manera fue una especie de capricho:

“Como no tiene ligazón de nada puede decir todas las barbaridades que quiera, es como Carlos Pascual.”

A pregunta expresa sobre si no le da miedo ridiculizar como lo hace a los personajes, Vasconcelos señala:

“Sí nos da miedo, pero los cabarets somos pequeñísimas válvulas de escape, llegamos cuando muy bien a 200 personas por noche y no tenemos ninguna expectativa de que nos llamen a la televisión para pasar en horario estelar en el canal de las estrellas. Ya no estamos en el underground, desde hace muchos años hemos dicho y hecho en este sitio barbaridades y atrocidades. Basta recordar El juicio a Salinas, donde yo hacía a María de los Ángeles California y Jesusa a Salinas.

“Tenemos cierto temor, pero no va a pasar a mayores. Si tienen sentido del humor se reirán, y si no harán unos berrinches tremendos. El cabaret no es un negocio sino una necesidad social y artística. El negocio es autogestivo y da para comer. Eso sí, hay que aclarar que las tesituras de actuación son fundamentales, el nivel actoral es muy alto en todas las actrices, y junto con Antonio Cerezo tenemos muchas horas de vuelo. Incluso señalamos que Cerezo es el primer actor que sobrevive en Berlín como actor, actuando en alemán y no precisamente como curiosidad folclórica.”

Sin embargo Vasconcelos no oculta su pesar:

“De cualquier forma me parece que Peña Nieto será quien gane las próximas elecciones, a menos de que el Peje deje a un lado su ego y le ceda el camino a Marcelo, que a su vez debería cedérselo a alguien como a Ramón De la Fuente, alguien sin filiación partidista pero con seriedad para unir a todas las izquierdas.”

 

Comentarios