"Ya no me importa ser juzgado": Ricky Martin

lunes, 4 de abril de 2011

MÉXICO, DF, 4 de marzo (apro).- El cantante boricua Ricky Martin reconoció hoy la libertad que sintió al compartir a todo el mundo su preferencia sexual, y aclaró que “el sexo es divertido y debe entenderse como un juego”.

En conferencia de prensa en un hotel de Polanco, sostuvo que lo importante al haber difundido que es homosexual fue el haber recuperado su sentimiento de liberación y saber que dejó atrás muchos tabúes.

“En mi casa todo mundo sabía (que yo era gay) y no había problema (...) Ahora no me preocupa el juicio, el ser juzgado, pero antes ése fue el problema”, admitió.

El exintegrante del grupo Menudo habló abiertamente sobre su homosexualidad, expresó que en ningún momento ha pensado cambiar de nacionalidad (su pareja es de origen español), y descartó que tuviera planes de matrimonio.

El artista puertorriqueño recibió a los medios de comunicación para presentar su nuevo disco, 12 de su trayectoria, titulado Música+alma+sexo, en el que, dijo, ha corrido riesgos musicales y personales.

Reveló, incluso, que algunas personas le criticaron que incluyera la palabra sexo en el título, a lo cual respondió que por qué no. “El sexo es divertido y debe entenderse como un juego.”

Hace un año, Ricky Martin reveló públicamente su homosexualidad.

Sin duda su vida ha cambiado, pero en el escenario sigue siendo el mismo. Igual sucede en su casa, donde su vida familiar no ha cambiado ni tampoco el trato con sus hijos.

Dijo que en la red social de twitter “ha habido tontos” que lo han ofendido, pero eso no lo arredra y sigue con su activismo en defensa de los derechos de los niños y, ahora, contra el sexismo y la homofobia.

El cantante ofrecerá conciertos en la Ciudad de México el 14 y 15 de mayo, en el Palacio de los Deportes, y el 18 del mismo mes en Guadalajara, Jalisco.