El secreto de Soraya, la historia de una lapidación

jueves, 19 de mayo de 2011

MÉXICO, D. F. 19 de mayo (apro).- El cineasta estadunidense-iraní Cyrus Nowrasteh ha llevado a la pantalla grande el libro del periodista francés Freidoune Sahebjam La lapidación de Soraya M., que denuncia la rígida ley del Islam contra las mujeres, bajo el título El secreto de Soraya:

“Es un drama conmovedor, pero más que eso, es una forma de dar testimonio. Se convierte en una historia sobre el poder liberador de romper el silencio y de esperar que otros se animen a sumar sus voces”.

         El largometraje, protagonizado por Shohreh Aghdashloo y Mozhan Marnó, se estrena en los cines comerciales de México tras haber ganado el premio del público en los festivales de cine de Toronto y de Los Ángeles. 

         La iraní Zahra (Aghdashloo) es una mujer con un secreto que no puede ni quiere guardar, pero cuando el periodista franco-iraní Sahebjam (Jim Caviezel) llega a su aldea, ella tiene la oportunidad de revelarle lo que el resto de habitantes trata de ocultar al mundo: que su sobrina Soraya acababa de ser asesinada en la plaza del pueblo. La localidad entera había participado en el antiguo ritual de la lapidación.

Sahebjam comenzó a investigar la vida de Soraya y su injusta muerte. La reconstrucción de los hechos, levantó ampollas: el marido de Soraya, se enamoró de otra joven (más bien niña, de catorce años), y para evitar problemas, organizó toda una conspiración con el Mullah local, para acusar de infidelidad a su esposa.

Las pruebas eran inconsistentes o inventadas y en el procedimiento que se siguió, todo apuntaba a la condena rápida de Soraya. De modo que, a pesar de la carencia de cualquier prueba real, y sin la oportunidad de defenderse, un tribunal integrado por hombres declaró a Soraya culpable y ordenó que se ejecutase según los dictados de la ley antigua.

La historia podía haber terminado allí, en los fatídicos últimos instantes de Soraya, su condena y el cambio de página, como en tantas otras ocasiones. Pero en este caso, las agallas y valentía de la tía Zahra salió avante a pesar de que se jugo su propia vida para dar a conocer al mundo las auténticas razones de la injusta muerte de Soraya. Había declarado una guerra abierta, una larga guerra…

"Cuando leí el libro, pensé, si esto realmente está sucediendo en el mundo, alguien tiene que darlo a conocer, de algún modo, debemos de ser más conscientes de ello", ha dicho Nowrasteh.

Actualidad

 De hecho, aunque el libro fue publicado hace más de una década, 1994, y se centró en la situación específica, en los nuevos fundamentalistas de la post-Revolución de Irán, la lapidación y otras penas singularmente brutales cometidas contra las mujeres (como el quemarlas o decapitarlas) continúan hoy en día en muchos países del mundo. Debido a la confidencialidad y la lejanía de estos eventos, las estadísticas exactas son difíciles de conseguir, pero los informes indican que ha habido al menos mil mujeres lapidadas hasta su muerte, sobre todo por delitos conyugales o sexuales, en una serie de países, entre ellos Irán, Nigeria , Somalia, Sudán, Irak, Emiratos Árabes Unidos, Afganistán y Pakistán.

Además, las Naciones Unidas estima que alrededor de 5 mil mujeres cada año, se convierten en víctimas de los llamados “crímenes de honor” en el que miembros de la familia matan a la mujer que al parecer trajo la deshonra sobre ellos a través de actos tales como vestirse provocativamente o mantener relaciones sexuales ilícitas.

Con La lapidación de Soraya M., el cineasta Nowrasteh vio el potencial de crear una obra que va más allá del entretenimiento,  enfrentando al espectador a la pregunta: ¿qué haría yo en esta situación?

Relativamente desconocido cuando leyó por primera vez el libro, Nowrasteh tenía pocos recursos para convencer a una compañía de producción para correr el riesgo de filmar un tema tan controvertido.

"En el momento que leí el libro, sabía que sería difícil conseguir filmar esta película.”

Pero siempre se aferró a la idea. Pasaron varios años, mientras tanto, Nowrasteh continuó la construcción de una impresionante carrera como director especializado en docudramas, historias extraídas de  acontecimientos actuales. Se desempeñó como escritor y director de The day Reagan was shot, y como escritor de 10.000 black men named  George. Por cada película, Nowrasteh fue el galardonado con el prestigioso Premio Literario del PEN --la primera vez que un escritor gana esta categoría dos años consecutivos.

Posteriormente colaboró con Steven Spielberg en la miniserie Into the west de TNT. Luego, en 2006, se convirtió en una figura nacional como el escritor y productor del docudrama de la ABC, la aclamada y controvertida, The path 9 / 11, que salió al aire el 10 de septiembre y 11 de 2006, alcanzando una audiencia de 28 millones de espectadores.

Sin embargo, en su mente continuaba la historia de Soraya y Zahra, al igual que en la de su esposa, co-guionista, Betsy Giffen Nowrasteh.

         Los Nowrastehs tomaron la decisión de seguir adelante. Comenzaron a hacer consultas privadas sobre los derechos para el libro. Fue difícil convencer al escritor del libro para que cediera los derechos para llevar la historia de Soraya a la pantalla. Son palabras de  Nowrasteh:

“Lamento decir que sólo pude tener contacto con el autor por teléfono, sin embargo a pesar de nada más contar con esta conexión a través de la distancia pude darme cuenta de su gran generosidad de espíritu y gran talento. Él había sido abordado por otros cineastas, pero tenia peticiones muy específicas. En primer lugar, que el filme se hablara en farsi utilizando en gran medida actores iraníes. Y en segundo lugar, que la película fuera dirigida por una persona de origen iraní. Sentía que podía cumplir los requisitos. Mi deseo fue siempre la de hacer justicia a su libro como su libro trajo justicia a Soraya. "

Con los derechos garantizados, su esposa y él comenzaron su proceso de adaptación del libro al texto cinematográfico.

El elenco

Nowrasteh siempre había tenido una sola actriz en mente para el papel: la ganadora del Óscar, de origen iraní Shohreh Aghdashloo estrella, que saltó a la fama con su papel aclamado por la crítica, donde interpreta a una exiliada iraní tratando de hacer una nueva vida en América en The house of sand and fog.

Aghdashloo se sintió inmediatamente atraída por los temas que aborda la película:

"Me encanta que esta película pueda ser llevada a cada país sobre la faz de la tierra. Eso es lo que estoy esperando. Esta cinta no es realmente sobre el pueblo iraní, sus personajes podrían tener cualquier otra nacionalidad como egipcio, originario de Yemen o Somalia. Este es un asunto internacional que necesita ser visto en todo el planeta. "

Fue un reto encontrar a la actriz para interpretar a Soraya, cuya dulzura y dignidad contradicen la pena de muerte que le otorga el pueblo. El realizador eligió a Mozhan Marnó, una iraní-estadounidense que ha ganado títulos en el Barnard College de Columbia University y la Yale School of Drama. Ella tomó el desafío de corazón:

“Si usted va a contar esta historia, entonces usted tiene que decirlo en serio. Me gustó que Ciro y Betsy no tuvieron miedo en mostrarlo abiertamente.”

Uno de los papeles más difíciles resultó ser el periodista. Hicieron muchos castings. En el último momento, el actor de Hollywood Jim Caviezel llegó al proyecto:

“Tan pronto me enteré de la historia, sabía que tenía que ser parte de esta. Un hombre dijo una vez en Auschwitz que la indiferencia es el mayor pecado del siglo XX. Bueno, creo que es el pecado más grande del siglo XXI también. Tenemos que sacudir la indiferencia, la tolerancia destructiva del mal. Y como actor, me gusta a veces jugar papeles más pequeños pero grandes en su impacto con el público.”

Ahora en el cine se ve a una Soraya enterrada hasta la cintura en la plaza del pueblo mientras es rodeada por la gente que ha conocido durante toda su vida, quienes se lanzan en su contra por una venganza equivocada.

--FIN DE NOTA--

/v/v/rm

Comentarios