"Bridesmaids": la nueva comedia femenina

viernes, 27 de mayo de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Si usted hiciera una lista que responda a la pregunta, ¿Cuáles son sus comediantes favoritos?, es casi un hecho de que la lista entera estaría repleta de comediantes masculinos. ¿A poco no? Claro, las cosas están cambiando desde hace algunos años y nos encontramos ahora, en lo que a la escena estadunidense se refiere, con una banda de chicas que están haciendo reír a miles de personas, entre ellas Tina Fey, Sarah Silverman, Chelsea Handler, y Amy Poehler, entre otras, quienes comienzan a disputar un lugar en un ámbito dominado por hombres. A la lista anterior habrá que sumar a Kristen Wiig, un miembro del elenco de Saturday Night Live, quien acaba de estrenar una comedia escrita y estelarizada por ella, Bridesmaids (Damas de honor); un filme producido por Judd Apatow (Virgen a los 40 y Ligeramente embarazada) y dirigido por Paul Feig con muy buenas reseñas de la crítica especializada. Wiig interpreta a Annie, una chica cuya vida se desbarajusta cuando su mejor amiga Lillian (Maya Rudoph) decide casarse. Annie deberá lidiar con la nueva situación de Lillian y con las demás damas de honor, lo cual podría convertirse en algo sumamente desquiciante. Acompaña a Wiig en los créditos del guión su amiga Annie Mumolo, a quien conoció hace mucho tiempo en un grupo de improvisación de Los Ángeles, en donde las dos escribían sketchs. ¿Cómo surge “Bridesmaid”? La idea de que Wiig entrara al mundo cinematográfico por la puerta grande surgió luego de un cameo que realizó en la cinta de Apatow, Ligeramente embarazada. Apatow, fascinado por el estilo de comedia de Wiig, le pidió que escribiera algo: “Después de Ligeramente embarazada, pensé que Kristen se merecía estar como estelar en una película”, comenta el productor. Mumolo y Wiig comenzaron a desarrollar la idea en 2006. Mumolo dice al respecto: “Yo tenía esta historia sobre todas las veces que había sido dama de honor, y de cómo esas situaciones me habían dejado de pésimo humor. Fui una especie de dama de honor delincuente. Así que comenzamos a escribir mis aventuras con todas estas chicas.” Wiig agrega: “Las historias de Annie parecen sacadas de una película. Por ejemplo, estuvo es una boda en la que no podía pagar por la despedida de soltera porque era un viaje extraño; de pronto recibió un mail que decía: ‘Costará 2,500 dólares por persona y todos ya aceptaron’, a lo que Annie respondió: ‘¿Qué? ¿Cuándo decidieron esto? ¿Por qué tengo que gastar todo este dinero y tiempo?’...” Para Wiig es importante hacer notar que la película no trata sobre una dama de honor que está en una historia de amor. Dice la comediante: “Bridesmaids se enfoca en situaciones en las que todas las mujeres se pueden identificar. Queríamos contar una historia real de lo que significa estar en una boda y las expectativas que se generan, lo cual es una verdadera molestia.” Mumolo agrega: “Queríamos contar nuestras experiencias, que tienen más que ver con el lado oscuro y no tanto con lo bien que se ve la gente y las historias bonitas. Judd nos fue guiando en el proceso, él tiene un compromiso con la originalidad y no se detiene hasta encontrarlo.” El director Desde el inicio, uno de los primeros nombres que surgieron fue precisamente el de Paul Feig. Al respect, Wiig comenta: “Paul me dio mi primer papel cinematográfico en la cinta Unaccompanied Minors como una mamá medio golfona. Judd lo propuso, nos juntamos e inmediatamente le hablé a Paul y le dije: ‘¡Sí, sí, sí!’ Paul no sólo es increíblemente talentoso e hilarante, sino también es sumamente paciente y participativo. No imagino a nadie más como director.” Además de haber dirigido a Wii en su primer película, Paul trabajó con Apatow en Freaks and Geeks, un clásico de la televisión que fue la piedra angular de sus carreras. Appatow habla sobre el estilo de dirigir de Fieg: “Paul es muy bueno para aterrizar las escenas, sin que dejen de ser graciosas. Lo cual no suena tan complicado, pero es lo más difícil del mundo.” Por su parte, Feig comenta: “Yo estaba en Nueva York a comienzos de 2010, filmando comerciales, y de pronto recibí una llamada de mis agentes. Me comunicaron con Judd y en dos minutos ya me encontraba comprometido con el proyecto, y las cosas se pusieron en marcha.” Feig, agrega: “Siempre me ha interesado contar más historias basadas en personajes femeninos. Disfruto mucho esas historias, disfruto las emociones y situaciones cómicas que se desprenden de ellas. Lo que queríamos retratar era a mujeres hablando como mujeres tras bambalinas, es decir, en un ambiente en donde los hombres no tienen acceso.”