"Siqueiros paisajista" en el Carrillo Gil

viernes, 27 de mayo de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Estamos frente a una oportunidad única de poder ver la obra del muralista mexicano David Alfaro Siqueiros, en su trabajo dedicado al paisaje. La exposición Siqueiros paisajista reúne una serie de pinturas transportables como las llamaba el propio autor, quien las consideraba bocetos que, tarde o temprano, pudieran realizarse en un mural. Aproximadamente 80 pinturas y dibujos han sido seleccionados por los curadores de la muestra e investigadores, Itala Scmelz, Alberto Torres, América Juárez y Christopher Fulton. Sorprende esta selección porque logra resaltar el genuino interés que tuvo el artista por el estudio y conocimiento del paisaje en el espacio pictórico: los horizontes abiertos, cordilleras volcánicas, formas turgentes,  movimientos telúricos, siempre cargados de una emoción dramática y potente. Reunir este trabajo llevó más de tres años. Mucha obra pertenece a museos y colecciones privadas de México y Estados Unidos y, por supuesto, al coleccionista y fundador de este museo el Dr. Alvar T. Carrillo Gil, quien además tuvo una relación amistosa con el artista y que cuenta con ocho de los grandes paisajes más significativos, expuestos en esta muestra. La pintura del muralista siempre ha sobresalido por su más personal visión del espacio y su pincelada vibrante y proporcionalmente monumental. Estos paisajes y dibujos reflejan esa dinámica enfocada al concepto del paisaje donde aparecen raíces arbóreas, ciudades en llamas, urbes futuristas, ejércitos indígenas, progreso y ciencia, desastres y destrucción. Es interesante saber que el artista no pintaba al natural; fotografiaba y coleccionaba imágenes más que otra cosa. Compró varias fotografías de imágenes aéreas realizadas por la primera Compañía Mexicana de Aerofoto. Esto confirma su particular perspectiva curvilínea que se ha considerado como paisaje cósmico. También podemos saber de ciertos lugares específicos que describe la topografía mexicana. El artista llego a realizar en la prisión de Lecumberri varios paisajes (donde fue encarcelado), a partir de su imaginación. Esta increíble selección confirma nuevamente el poder de la obra del muralista, ya sea por su color explosivo, así como su interés e investigación por las perspectivas y la emoción que logra imprimir en su pincelada y su técnica experimentales. La reconstrucción del paisaje siempre presente en su trabajo es además complementada por la serie de fotografías y documentos incluidos en la muestra, así como 12 ensayos temáticos reunidos en un catálogo a la venta, que refuerzan los núcleos curatoriales donde se revisan cuatro décadas de su trabajo plástico. Entre los colaboradores se encuentran Irene Herner, Manuel Marín, Jorge Reinoso y Laura González. Siqueiros paisajista ha sido presentada anteriormente y con gran éxito en el Museo MOLAA en California y en la Primera Feria del Libro en Español Lea L.A., también en esa ciudad estadunidense. El Museo de Arte Carrillo Gil está en Revolución y Altavista, Colonia San Ángel en la Ciudad de México, y permanecerá abierta al público hasta el 23 de octubre del presente año.