X Men: aun hay hombres X para rato

miércoles, 22 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Con gran balance entre acción, drama, efectos visuales y chicas hermosas, X Men: Primera generación (X-Men: First Class, EU-2011) resulta una bocanada de aire fresco para la franquicia: mejor que Wolverine y que X Men 3, pero hay que decirlo, no superior a X Men y X Men 2, esta historia nos deja con ganas de conocer más de los personajes, tanto de su presente y pasado, como de su futuro. X Men: Primera generación gira en torno a la relación de Erick Lenhsherr (Michael Fassbender), Magneto y el profesor Charles Xavier (James McAvoy); su origen, rivalidad y amistad, aunque estrictamente Magneto es el protagonista de la historia. Por supuesto también vemos a otros personajes, pero como ocurre siempre, sólo advertimos muy poco de su historia. Esta tiene tres líneas narrativas, dos principales y una decisiva para el desenlace: Primera, conocemos a Erick, una víctima del holocausto judío que, gracias a la crueldad de un doctor nazi llamado Sebastian Shaw (Kevin Bacon, quien hace un excelente villano), consigue desarrollar sus poderes mutantes. Segunda, nos encontramos al Charles Xavier, un niño extremadamente adinerado y buena ondita, que prácticamente adopta a una extraña mutante llamada Raven, posteriormente Mystique, interpretada aquí por Jennifer Lawrence (y en las películas anteriores por Rebecca Romijn). Como muchos saben, Mystique tiene la habilidad de cambiar de forma. De la tercera no diré nada porque podría arruinarles la película. En el camino, Magneto y Charles se unen, y junto con Mystique y unos cuantos mutantes adolescentes, entre ellos Bestia (Nicholas Hoult), unirán fuerzas en contra de otro grupo de mutantes que desean dominar al mundo. Entre los villanos se encuentra Emma Frost (la despampanante January Jones), quien es telépata y además posee la fabulosa habilidad de poder convertirse en un diamante con forma humana. Y otro villano (una sorpresa) con la capacidad para tomar energía de diversas fuentes y usarla a placer. Un personaje más que vale la pena mencionar: Moira MacTaggert (Rose Byrne), una agente del gobierno de Estados Unidos, pieza clave para el grupo del profesor Xavier. En general buen casting, sobresalen McAvoy, Fassbender , Byrne, Lawrence y Bacon; aunque es obvio que el personaje January Jones es bastante frío y calculador, como que se pasa de “tiesa”, por lo que su actuación resulta extraña. X Men: Primera generación entretiene y emociona; digamos que el único pero que podría tener, en el terreno dramático, es su excesiva información y muchos de los conflictos se resuelven más rápido de lo que debieran.

Comentarios