Otorgan condecoración de Isabel la Católica a Sergio Pitol

miércoles, 22 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El escritor Sergio Pitol, quien apenas este domingo participó en el homenaje a su colega y amigo entrañable Carlos Monsiváis a un año de su fallecimiento, fue reconocido por la Condecoración de Isabel La Católica, en Grado de Encomienda, por sus aportes en el ámbito cultural e intelectual que estrechan los lazos de amistad entre España y México. Pitol, Moniváis y José Emilio Pacheco formaron un trío de relaciones literarias central en la vida cultural de México hacia los años sesenta. Al homenaje, en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, no acudió Pacheco, pero destacó ante esta agencia carácter de traductor de Pitol, justo cuando Publicaciones de Conaculta empezó a lanzar en abril una colección de novelas traducidas por él. Los primeros cinco títulos de la serie Sergio Pitol Traductor, en coedición con la Universidad Veracruzana, son Emma, de Jane Austen; El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad; La vuelta de tuerca, de Henry James; Diario de un loco, de Lu Hsun y El ajuste de cuentas, de Tibor Déry. Originario de Puebla, donde nación en 1933, pero veracruzano por adopción (desde hace muchos años reside en la capital veracruznana, Xalapa), dirigió la legendaria revista universitaria La palabra y el hombre que aún circula, y donde se dio a la tarea de dar a conocer, por vez primera, en habla hispana la obra de novelistas y poetas de Europa del Este; en algunos de esos países radicó como diplomático. En 2005, recibió el Premio Cervantes; pero ya dos años antes Pitol auguraba que la obra de los latinoamericanos se abriría camino muy pronto en la península ibérica. Mencionó entonces a la corresponsal de Proceso en Madrid, Sanjuana Martínez, en entrevista publicada en el volumen México: Su apuesta por la cultura. El siglo XX, testimonios del presente (Proceo/Grijalbo/UNAM), titulada “Renacer en Europa”, los nombres de narradores que hoy son ampliamente conocidos y leídos: Daniel Sada, Rosa Beltrán, Jorge Volpi, Ángel Palou y Juan Villoro. Este último, junto con el historiador Miguel León Portilla, estuvo presente en la ceremonia donde el embajador de España en México, Manuel Alabart Fernández Cavada, condecoró a Pitol, y a cuatro mexicanos más: José María Muría Rouret, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia; Jesús Alejandro Cravioto Lebrija, secretario de Cultura de Jalisco; María Elisa García Barragán, especialista del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, y José Ignacio Madrazo, diplomático. El reconocimiento, instituido en 1815 por el rey Fernando VII, busca en la actualidad premiar a españoles y extranjeros cuyas acciones contribuyan a enaltecer a la nación española y favorezcan las relaciones de amistad de ésta con el resto de la comunidad internacional.

Comentarios