Declara Colom resuelto el asesinato de Facundo Cabral

miércoles, 13 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Con la captura de Wilfred Stokes Arnold y Elgin Enrique Vargas, Álvaro Colom, declaró resuelto el caso del crimen del cantautor argentino Facundo Cabral, ocurrido el pasado sábado 9 en esa ciudad centroamericana. En su programa de radio, el mandatario guatemalteco señaló que con la detención de los presuntos sicarios “se ha esclarecido el hecho”, aunque aclaró que está pendiente la detención de otros dos involucrados. De acuerdo con Colom, gracias al trabajo de inteligencia y la coordinación entre fuerzas de seguridad de Centroamérica, se determinó que el ataque en el que murió el artista argentino iba dirigido contra el empresario nicaragüense Henry Fariñas. La embestida, dijo, fue ordenada desde Nicaragua, para lo cual se contrató a sicarios guatemaltecos, y Cabral –añadió– fue una víctima inocente de la conjura. En el mismo sentido se pronunció el secretario de Gobernación, Carlos Menocal, al señalar que los hechos en que perdió la vida el trovador argentino, cuando se dirigía al aeropuerto internacional La Aurora, en el sur de Guatemala, fueron resultado de las acciones del ''crimen organizado transnacional'' que buscaba eliminar a Fariñas, quien se encuentra grave en un hospital privado de la ciudad de Guatemala. Según Menocal, el autor de la famosa canción “No soy de aquí ni soy de allá” tuvo la mala fortuna de acompañar a Fariñas, quien era seguido por los sicarios que pretendían eliminarlo, con lo que se demostró ''la capacidad perversa del crimen organizado'' de la región centroamericana. Colom destacó que en la captura de los dos presuntos responsables fue fundamental la labor del Ministerio de Gobernación y del Ministerio Público (MP) de Guatemala, apoyados por la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG, misión de las Naciones Unidas que combate el crimen organizado). Además, felicitó a las autoridades guatemaltecas a cargo de la investigación, por su ''reacción rápida'' que permitió identificar y capturar a los responsables de la muerte de Cabral en menos de 72 horas. El hecho fue motivado ''por una supuesta venganza entre narcotraficantes'' centroamericanos, reiteró el gobernante, quien insistió en que el crimen internacional se resolvió con base en la coordinación de los equipos de inteligencia de los países de la región. Más tarde, las autoridades guatemaltecas difundieron la versión de que un hombre de nacionalidad mexicana se encontraba implicado en el crimen de Cabral. Sin embargo, horas después corrigieron la información y descartaron que dicho sujeto, identificado con los nombres de Franco Michael Morales Contreras o Florindo Gutiérrez, sea mexicano y tenga algo que ver con el crimen de Cabral. Por otra parte, el cuerpo del cantautor argentino llegó ayer a su país natal, Argentina, en avión prestado por la Fuerza Aérea Mexicana, que trasladó los restos desde Ciudad de Guatemala hasta Buenos Aires. Los restos fueron recibidos por el canciller Héctor Timerman y la familia del artista. El pueblo argentino honrará al cantante en un teatro de Buenos Aires, y sus restos serán inhumados en La Chacarita, en Buenos Aires, un cementerio donde descansan los restos de Carlos Gardel y muchas otras figuras históricas argentinas. Por su parte, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, decretó tres días de duelo nacional por el fallecimiento del cantautor, de manera que las banderas de ese país colocadas en edificios públicos permanecerán izadas a media asta. El texto del decreto dictado ayer por Fernández remarca que el artista "consagró su vida al canto, transmitiendo con sus letras el espíritu de paz inspirado en las enseñanzas de Jesús, Ghandi y la madre Teresa de Calcuta".

Comentarios