Apple, su icloud y la omnipresencia de la música

jueves, 14 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- ¿Qué le parecen estos tres párrafos?: “Es el año 2015. En cuanto usted pone un pie en la regadera, su lista de reproducción está actualizada con la nueva versión de una rola que acaba de descargar hace unos días. Mientras se viste, le dice al programa Taste-Mate que la incluya en la lista de Favoritos. “Se pone unos nuevos lentes de armazón, integrados con un set de audio conectado a su red, oprime el botón de encendido y el mix que un amigo suyo le hizo el día de ayer comienza a sonar. La música inunda su conciencia y se vuelve… suya. “Y lo mejor, es que estará con usted a donde quiera que vaya.” El pasaje es un extracto de libro de David Kusek y Gerard Leonhard (2005), The Future of Music. Manifesto for the Digital Music Revolution, donde se plantea que a partir del formato digital para audio, MP3, y el internet, la adquisición de la música va en camino de convertirse en un servicio; así como el agua, la música podrá obtenerse de casi todos lados de manera gratuita, tendencia que internet se ha encargado de promover. Para Kusek y Leonhard, la música nunca había estado tan presente en nuestra vida cotidiana, de manera que pareciera que vivimos nuestra existencia con un soundtrack integrado, como si fuéramos personajes de película. Y si bien la descripción puede encontrarse exagerada, es poco comparado con lo que el futuro traerá. ¿No lo cree? Basta mencionar que antes de que termine el año, la empresa Apple lanzará algunas novedades entre las que se encuentra un servicio llamado iCloud, que mucha expectativa ha causado en el mercado. ¿En qué consiste? iCloud es un servicio que permitirá a los usuarios subir música a una nube (entre otras cosas, como aplicaciones, fotos e información), un servicio de almacenamiento externo (en términos burdos), que estará disponible para diversos dispositivos Apple en el otoño, según dijo Steve Jobs. “iCloud es mucho más que un disco rígido en el cielo. Es la forma más sencilla para acceder a casi todo lo que tienes en tus dispositivos. iCloud almacena tu contenido, de modo que siempre está accesible desde tu iPad, iPhone, iPod touch, Mac o PC. “Te brinda acceso instantáneo a tu música, apps, tus últimas fotos y mucho más. Y mantiene actualizados tus correos electrónicos, contactos y calendarios en todos tus dispositivos. No requiere sincronización. No requiere administración. En realidad, no requiere nada. iCloud hace todo por ti. Cuando ingresas en iCloud, automáticamente obtienes 5 GB de almacenamiento gratuito”, auncia Apple en su página web. Bajo principios similares, Google (Google Music Beta) y Amazon (Amazon Cloud Drive) anunciaron servicios que ya funcionan en Estados Unidos. La diferencia del servicio de Apple, o una de las diferencias es iTunes Match: Una solución que permite almacenar toda su colección, incluyendo música que haya sacado de CDs o comprado en algún otro lugar que no sea iTunes. Dice Apple en sus comunicados: “iTunes determina qué canciones de tu colección están disponibles en el iTunes Store. Cualquier música con una coincidencia automáticamente se agrega a tu biblioteca de iCloud para que la escuches en cualquier momento, o en cualquier dispositivo. “Dado que hay más de 18 millones de canciones en el iTunes Store, la mayor parte de tu música probablemente ya está en iCloud. Lo único que tienes que cargar es la música para la cual iTunes no puede establecer ninguna coincidencia, lo cual es mucho más rápido que comenzar de cero. Y toda tu música de iTunes asociada se reproduce en calidad iTunes Plus a 256-Kbps, incluso si la copia original es de menor calidad.” Desgraciadamente, como ocurre con los servicios de Google y Amazon, la versión beta de iTunes en la Nube estará disponible en un principio únicamente en EE.UU. La idea de tener información, no sólo canciones en la Nube, data del año 2000, año en que Larry Ellison de Oracle, lanzó su computadora llamada New Internet Computer (NIC) con la intención de llegar a esa meta. El concepto era muy sencillo: En el escritorio, uno tendría una computadora de bajo costo sin disco duro, o drive para CD o DVD, la cual estaría conectada a internet, ligada a una supercomputadora en donde estarían hospedados todos los programas. La idea no prosperó en su momento. Pero ahora, Google, Apple y Amazon parecen haber logrado que la vida en la Nube se vuelva una realidad. En su libro, The Big Switch: Rewiring the World, from Edison to Google, el exeditor de Harvard Business Review, Nicholas G. Carr, vislumbró el futuro de la Nube y propuso a Google y a Apple como aquellos capaces de llegar a este concepto. Al parecer, la profecía se está cumpliendo, al menos en el mundo de la música. Para Kusek y Leonhard, gracias al MP3, la música ha pasado de ser un producto a un servicio. Como ocurre con el agua, la música está ahí, en la red, sólo hay que abrir la llave, y bueno, esperar a que los servicios mencionados lleguen a nuestro país.

Comentarios