Torneo de Grand Prix femenil: Rostov 2011

jueves, 11 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- En estos días se está llevando a cabo el torneo femenil de Grand Prix Rostov 2011. En él participan 12 de las mejores jugadoras del planeta, incluyendo Hou Yifan, la campeona mundial, de tan sólo17 años, de China, y su futura rival por el título, Humpy Koneru, de la India,. Tenemos además dos excampeonas mundiales: Alexandra Kosteniuk y Antoaneta Stefanova. Cabe decir que si alguno todavía cree que el ajedrez femenil es débil, baste ver las puntuaciones Elo (ratings) de las jugadoras: Hou Yifan (2575), Katerina Lahno (2563), Humpy Koneru (2614), Tatiana Kosinztseva (2557), Anna Muzychuk (2538), Nadezhda Kosintseva (2560), Alisa Galliamova (2492), Antoaneta Stefanova (2524), Elina Danielian (2521), Alexandra Kosteniuk (2497) y Ekaterina Kovalesvskaya (2427). La jovencita campeona del mundo está teniendo, después de cinco rondas, una actuación verdaderamente destacada. Lleva 4.5 puntos de cinco posibles y en el camino ya ha derrotado a Koneru, que es la retadora al título mundial, match que se llevará a cabo en noviembre de este año; a Muzychuk, a Galliamova y a Kosteniuk. Solamente Nadezhda Kosintseva pudo sacarle un empate a la china. Katerina Lahno, en cambio, aunque perdió con Muzychuk, lleva 3.5 puntos y está por el momento sola en el segundo lugar. Koneru y Tatiana Kosintseva le siguen con tres puntos. Aunque falta la mitad del torneo, es evidente que hay mucha garra y lucha en cada partida. Las mujeres pueden sin duda jugar un ajedrez de primer nivel y lo están demostrando. El mito de que el ajedrez era para los hombres se ha ido derrumbando en la medida que cada vez más mujeres se incorporan a torneos de alto nivel. Judit Polgar, por ejemplo, llegó a estar por encima de los 2700 puntos y es sin duda la mujer más fuerte en ajedrez de todos los tiempos. Koneru hoy día ostenta el segundo sitio en la clasificación mundial femenil y esto, en cierta medida, hace anacrónicos los títulos de ajedrez que se otorgan a las mujeres. Por ejemplo, entre los jugadores de ajedrez hay títulos de gran maestro, maestro internacional y maestro FIDE. Hay sus equivalentes para mujeres: gran maestra femenil, maestra internacional femenil y maestra FIDE femenil. Con los ratings y fuerza que han adquirido las damas, ya podrían ir eliminado los títulos femeniles. Por ejemplo, Judit Polgar, como Hou Yifan y Koneru, son grandes maestras entre los hombres. Eso habla de que verdaderamente es falso de que las mujeres no pueden jugar al ajedrez. Curiosamente un excampeón del mundo, Max Euwe, de Holanda, hace unos cuarenta años le preguntaron si las mujeres podrían llegar a jugar bien al ajedrez. El Dr. Euwe dijo: “Sí, como dentro de cien años”. Y Bobby Fischer declaraba desparpajadamente que “las mujeres eran estúpidas para el ajedrez”, pero queda claro que lo comentó en 1972, cuando aún no había jugadoras que pudiesen opacar a los hombres en esta actividad. No cabe la menor duda de que los tiempos han cambiado y que las mujeres ya pueden desplegar un gran arte ajedrecístico. Si antes no lo hicieron fue quizás argumentado por una campeona española, que dijo lo siguiente: “Si el campeón del mundo tuviese que lavar, planchar, parir y cuidar niños, probablemente no podría jugar jamás al nivel que juega”.

Comentarios