"Quiero matar a mi jefe", sólo puntadas esporádicas

jueves, 18 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- A pesar de un buen reparto y una premisa amigable, es decir, una con la que cualquiera puede identificarse, Quiero matar a mi jefe (Horrible Bosses, EU-2011) resulta una cinta bastante mediocre: aburrida la mayor parte del tiempo, con una trama deficiente. Eso sí, una que otra puntada, pero demasiado esporádicas como para sostener el filme. Dirigida por Seth Gordon, Quiero matar a mi jefe cuenta la historia de tres amigos que padecen su situación laboral al punto del suicidio, con todo y que aman sus trabajos. ¿Cómo puede ser? Pues resulta que cada uno tiene un jefe detestable. Por un lado tenemos a Kurt Buckman (Jason Sudakis), quien trabaja en una fábrica de químicos; un sujeto mujeriego y alegre que debe soportar a Bobby Pellit (Collin Farrel), el hijo del otrora dueño del lugar, el señor Jack Pellit, papel interpretado por Donald Sutherland. Bobby es una desagradable mezcla entre junior, rock star y mafioso, que hará lo imposible para perjudicar a los empleados que trabajaron para su padre con tal de tener dinero para mujeres y drogas. Luego tenemos a Nick Hendricks, (Michael Bateman). Un exitoso vendedor que espera con ansia un ascenso, sin importar el precio que debe pagar. Y es que Nick tiene como jefe a Dave Harken (Kevin Spacey), un maldito bastardo que buscará humillarlo como sea posible. Por último está Dale Arbus (Charlie Day), un asistente de dentista que está a punto de casarse. Dale no posee el trabajo de su vida, pero mientras sus planes matrimoniales sigan por buen camino, nada puede importarle. Pero existe un detalle que hace que la vida sea un poco miserable, su atractiva jefa Julia Harris (Jennifer Aniston), una loca ninfómana que lo acosa sexualmente. La vida de estos tres amigos, aparentemente bonachones, cambiará cuando la idea de asesinar a sus jefes entre en su mente. Confusiones y actos absurdos llenarán el tiempo de la pantalla, algunas nos hacen reír, otras aburren; en general, entorpecen el hilo de la trama y hacen de esta película un producto poco entretenido.

Comentarios