Ignacio Padilla gana el premio "La Otra Orilla" en Colombia

lunes, 22 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Sobre 468 obras, el escritor mexicano Ignacio Padilla, miembro de la llamada generación del crack, se alzó con la séptima edición del Premio La Otra Orilla con su trabajo El daño no es de ayer. La Editorial Norma, que convoca al certamen junto con la Asociación para la Promoción de las Artes, con sede en la ciudad de Cali, hizo el anuncio oficial; el ganador se llevará 100 mil dólares. De acuerdo con el acta del jurado que votó por unanimidad, compuesto por el colombiano Juan Gossaín, el argentino Horacio Vázquez-Rial y el español Pere Sureda, la novela de Padilla (Distrito Federal, 1968), quien compitió con el seudónimo de Igor, “logra envolvernos en una trama misteriosa, descabellada y fantasmal, llevándonos de la mano de uno de los personajes siempre convincentes y a menudo geniales”, tras manifestar que el lenguaje del autor es “rico, culto y lleno de guiños literarios”. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana de México; en Letras Inglesas por la Universidad de Edimburgo, Gran Bretaña, y doctor en Literatura Española por la Universidad de Salamanca, España (en esta última como su compañero de crack Jorge Volpi, con quien formó generación al lado de Eloy Arroz, Pedro Ángel Palou y Ricardo Chávez Castañeda). Los primeros cables informativos no adelantan la temática de la obra de Padilla, quien ha escrito también cuento (en ocasiones para niños) y ensayo, con los cuales ha obtenido una buena cantidad de premios, como el Palpa de Ciencia Ficción por su relato El año de los gatos amurallados (1985), donde narra los sucesos del terremoto de ese año en la Ciudad de México; el Juan Rulfo para primera novela (1994) con La catedral de los ahogados; el Primavera de Primera Novela 2000 con Amphitryon; y el Mazatlán (2007) por La gruta del toscazo. El libro galardonado aparecerá en octubre bajo el sello, precisamente, de La Otra Orilla, de Editorial Norma. El último literato que consiguió el laurel fue la nicaragüense Gioconda Beli. El pseudónimo con el que concursó Padilla fue Igor.

Comentarios