"Nosotros... los otros", serie sobre la diversidad religiosa en México

jueves, 25 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Canal 22 y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación producen Nosotros... los otros, serie televisiva que conduce el periodista Víctor Ronquillo, y en su cuarto episodio --que se proyectará el 23 de este mes a las 21:00 horas-- aborda especialmente la diversidad religiosa y el amplio horizonte de la espiritualidad en el México de este siglo. Como se sabe, en México las construcciones de lo religioso son muy diversas. Lo mismo con imágenes clandestinas como La Santa Muerte, que cada vez tiene más seguidores, y Jesús Malverde, venerado por la gente del crimen organizado, así como entre evangélicos, católicos y fieles de otras expresiones de la fe. La clave del programa es la tolerancia religiosa referida al respeto y la aceptación de las distintas creencias como un ejercicio de pluralidad. “La fe es parte de una de las libertades más esenciales del ser humano: la de pensamiento y libre albedrío”, se comenta en dicho espacio. Aunque es verdad que en Chipas los indígenas se han enfrentado a problemas religiosos que no han sido analizados por las autoridades ni especialistas para proponer soluciones. Es un tema olvidado incluso en los medios informativos. Sería un aserto que estos conflictos se abordaran en los siguientes episodios de Nosotros… los otros. Cada programa presenta reportajes y entrevistas que muestran historias de vida referentes a diversos temas, con el objetivo de generar una reflexión sobre las causas y consecuencias de la discriminación, y la responsabilidad del Estado y de cada persona para prevenirla y erradicarla. La religión es un sistema de la actividad humana compuesto por creencias y prácticas acerca de lo considerado como divino o sagrado, de tipo existencial, moral y espiritual. Se habla de religiones para hacer referencia a formas específicas de manifestación del fenómeno de la fe, compartidas por diferentes grupos humanos. Cabe destacar que hay religiones organizadas de maneras más o menos rígidas, mientras que otras carecen de estructura formal y están integradas en las tradiciones culturales de la sociedad o etnia en la que se practican. La Santa Muerte, también conocida por Santísima Muerte o Niña Blanca, es una figura de culto totalmente mexicana que recibe peticiones buenas, malintencionadas y de daño a terceros por parte de sus seguidores, entre los cuales se encuentran personas vinculadas a la delincuencia como el narcotráfico, asaltantes y gente de distintos estratos sociales que se dedican al comercio informal, ambulantaje o piratería; sin embargo, es un error pensar que el culto a esta imagen es sólo practicado por personas o grupos delincuenciales, porque el culto a la muerte, en este país, proviene desde los tiempos prehispánicos, de tal manera que el uso que le dé depende de la persona. Jesús Malverde surgió en el estado de Sinaloa y se dice que fue salteador de caminos, aunque su existencia es muy discutida. Es conocido como El Bandido Generoso o El Ángel de los Pobres o El Santo de los Narcos. Supuestamente, en los años setenta, el capo Julio Escalante ordenó matar a su hijo Raymundo por realizar negocios sin su conocimiento. Herido de bala y arrojado al mar, Raymundo suplicó a Malverde su ayuda y fue salvado por un pescador; desde ese momento famosos narcotraficantes como Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca y Amado Carrillo Fuentes comenzaron a acudir a la capilla de Malverde. Muchos grupos musicales cantan afuera de su capilla interpretando los conocidos narco-corridos para rendirle tributo. Más información sobre la serie se encuentra en www.canal22.org.mx y www.youtube.com/canal22.

Comentarios