Copa Mundial 2011

jueves, 1 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- En Khanty-Mansiysk, Rusia, se lleva a cabo la copa mundial de ajedrez desde el domingo 28 y hasta el 20 de septiembre próximo. La competencia es eliminatoria para el campeonato mundial de ajedrez, que se realizaría en el año 2014, si es que la FIDE no decide cambiar las fechas y los calendarios ya establecidos. La FIDE, el organismo rector del ajedrez mundial, lleva años intentando diseñar un esquema de competencias que permita hallar al retador del actual campeón del mundo. Sin embargo, ha pasado por todo género de competencias, entre ellas un sistema estilo Wimbledón, donde participan 128 jugadores y van jugando matches individuales a dos partidas (con sus correspondientes esquemas de desempate), y así como se van eliminando, hasta que quedan dos finalistas. Éste es el esquema de la copa mundial. Ya en 1999 se realizó este sistema, pero para decidir al campeón mundial. El ganador en ese entonces fue Alexander Khalifman, quien se llevó un muy buen premio en metálico, pero pasó sin pena ni gloria como el mejor jugador del mundo. Khalifman ganó ese torneo y mereció el triunfo, pero, a decir de la tradición ajedrecística, distaba mucho de ser el mejor jugador del planeta. Hoy juegan en Khanty-Mansiysk 128 jugadores, y ya la mitad ha sido eliminada. Entre los ajedrecistas que han perdido en la primera ronda se encuentra el talentoso mexicano, el gran maestro Manuel León Hoyos, quien perdió 1.5 a 0.5 contra uno de los mejores jugadores del mundo, Alexei Shirov, letón de nacimiento, pero nacionalizado español. Los sembrados más fuertes son: Sergei Karjakin (el que ostenta el título de gran maestro más joven de todos los tiempos, logrando el pergamino a la edad de doce años), y Vassily Ivanchuk, uno de los ucranianos más fuertes del planeta. De hecho, Karjakin es de Ucrania, pero se ha hecho ruso por conveniencia deportiva. También destacan Mamedyarov, de Azerbayán; Ponomariov de Ucrania, excampeón mundial; Vugar Gashimov, de Azerbayán; Alexander Grischuk, de Rusia, Teimour Radjabov (de Azerbayán también), y Peter Svidler, entre otros. Participa además Hou Yifan, la campeona mundial, de China, que cuenta con sólo 17 años y que, desde luego, ya tiene un gran nivel. También juega la mujer más fuerte de todos los tiempos, Judit Polgar, quien a pesar de ya tener dos hijos y marido, sigue demostrando su altísimo nivel en cuanta competencia juega. La copa mundial, sin duda, es un gran torneo, pero hay ciertas inconformidades con respecto a quiénes son sus participantes. Por ejemplo, no juega Magnus Carlsen, el mejor jugador del mundo, según la lista actual de rating. Tampoco está Vladimir Kramnik, que ya fue campeón del mundo, ni Levon Aronian, uno de los jugadores más extraordinarios de este siglo (de Armenia). Hay también jugadores jóvenes notables, como Nakamura o Giri, de Estados Unidos y Holanda, respectivamente, que no están en este torneo, pero sin duda podrían jugar con posibilidades de éxito en este torneo. Así, la pregunta que subyace es qué legitimidad puede tener este tipo de torneos para dirimir quiénes serán los candidatos que podrán tener alguna oportunidad de llegar a jugar contra el actual campeón del mundo. Cabe decir que en el pasado, o sea hace 30 años o quizás más, había torneos zonales, interzonales y torneos de candidatos. Era un ciclo largo, de unos tres años, para sacar al retador del campeón del mundo de ese momento. Era claro que quien se embarcaba en este ciclo y llegaba a la final habría hecho los méritos suficientes para declararse retador del campeón del mundo. Sin embargo, las cosas cambiaron, y evidentemente las condiciones también. Por una parte hay mucho más jugadores en el mundo y, por otra parte, es difícil asegurar un esquema en donde todos los países tengan las mismas oportunidades. Por ejemplo, en Rusia hay muchos más jugadores notables que en América. ¿Debería la FIDE dar más posibilidades de clasificación a países con más tradición ajedrecística? Ser justos en este sentido parece ser complicado. Como sea, si olvidamos un poco estas cuestiones de clasificación, lo que tenemos es mucho ajedrez y del bueno. Ya personajes como el gran maestro húngaro, exniño prodigio, Peter Leko, fue eliminado por un gran maestro norteamericano de “medio pelo”, Samuel Shankland. Así, los favoritos de pronto pueden salir del torneo sin muchas contemplaciones. Se pueden ver las partidas en vivo en http://chess.ugrasport.com/, o seguir los comentarios a las mismas en www.chessbase.com.

Comentarios