Don Gato y su pandilla

jueves, 29 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Da coraje, Don Teofilito --como dijera un personaje del show de TV “Los Polivoces”--, que un clásico de los dibujos animados como Don Gato fuera hecho pedazos. Pero… ¿qué se puede esperar de Ánima estudios, creadores de una cinta animada de nombre El agente 00P2? Una basura. Malos diálogos y una historia mal trabajada, llena de situaciones gratuitas y poco ingeniosas, es la carta de presentación del remake Don Gato y su pandilla (México, 2011), dirigida por Alberto Mar. Como siempre, la historia comienza con una estafa: Don Gato se entera que el Marajá de Pocajú asistirá al concierto del violinista Lazlo Lozla (ambos viejos conocidos de la serie de televisión). El supuesto marajá da rubíes como propina, así que Don Gato ve esto como una gran oportunidad para hacerse millonario, bueno, y compartir la riqueza con sus secuaces Panza, Demóstenes, Espanto, Cucho y Benito Bodoque (estos últimos con la voz del Tata, el doblista original). Y, como siempre, el oficial Matute estará presente para evitar que Don Gato cumpla sus planes. El plan de Don Gato falla, dejando en ridículo a Matute y, de paso, a un sujeto misterioso llamado Lucas Buenrostro (personaje nuevo), quien posteriormente tomará relevancia en la historia: se convertirá en el jefe de la Policía de Nueva York y sembrará una represión brutal. Para aderezar la historia, lo cual no fue posible, se introdujo a otro personaje nuevo, Trixie, una linda gatita que flecha a Don Gato, pero que desgraciadamente trabaja al lado de Buenrostro. Las acciones de Don Gato, que en la serie de TV desencadenaban divertidos enredos, no tienen efecto alguno en la cinta: todo lo que ocurre parece surgir por generación espontánea, lo que se traduce en una trama mal armada y aburrida. Y si a lo anterior le sumamos diálogos poco inteligentes y lugares comunes, como por ejemplo,, que el feo se llame Buenrostro, el alto Chiquilín y el flaco algo así como Popotillo, pues la cosa no mejora. Con todo y que aparecen personajes de varios episodios de la serie de televisión, Don Gato no consigue convencer a los viejos fans, y menos tiene el potencial para cautivar nuevas audiencias, a pesar de que en su primer fin de semana la película recaudó 15 millones de pesos, récord de entradas, al parecer. Pero recordemos que la calidad y la taquilla no siempre van de la mano.

Comentarios