La situación de América Latina en la serie "Huellas"

jueves, 29 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El tráfico de personas, la sobrepoblación, el saqueo minero, la inmigración ilegal y el negocio del futbol en América Latina se abordan, entre otros temas, en la serie Huellas, producida por el canal de paga Infinito, que se proyecta desde el pasado miércoles 21 a las 9 de la noche. Huellas, un proyecto con una estética documental y cinematográfica, conlleva una gran investigación periodística sobre temas que aquejan y conmueven a toda Latinoamérica. Cada miércoles se proyectará un capítulo a la misma hora, que se repetirá los sábados a las 19 horas. De acuerdo con el narrador, el actor y director de cine Diego Luna, Huellas le pareció interesante y por ello aceptó gustoso la invitación, “ya que es una buena oportunidad para hablar de temas importantes sobre Latinoamérica, de los que hoy se habla muy poco en televisión”. Y lo mejor de Huellas es que se analiza a toda América Latina, un terreno fértil para la conspiración, un lugar donde se desconocen las verdaderas causas de muchos eventos que suceden o van a ocurrir. Además, poderes políticos, sociales o económicos operan e influyen en las sombras, sin importar las consecuencias. Muchas problemáticas se repiten y reproducen en este continente, afectando a más personas cada vez. Los medios de información, sobre todo los electrónicos, ya no contextualizar y ni siquiera investigan a fondo. Pero en los documentales de Infinito hay una búsqueda previa y entrevistas, aunque falta cuestionar a los políticos frente a frente. Se salvan los programas porque no son contemplativos y sí se critica el papel de los gobernantes, pero lo mejor es que se les da voz a las víctimas. El primer tema fue la trata de mujeres, bajo el nombre Esclavitud siglo XXI. Ahí se narra que hoy todos los países de Latinoamérica, incluso México, viven en democracia, pero en todos persiste la esclavitud sexual y el tráfico de mujeres, aunque gobierno y sociedad parecen mirar para otro lado. Se señala, asimismo, que la policía, los políticos y los empresarios están involucrados en las distintas etapas del negocio. Y en medio del vacío legal y el doble discurso, millones de mujeres y niñas pierden su futuro a manos de los tratantes. Los testimonios de muchachas que han pasado por esta situación son muy conmovedores. El siguiente programa es Desplazados. Ahí se cuenta que cada año cientos de miles de personas buscan escapar de la pobreza, la violencia y la marginalidad, para encontrar un futuro mejor en otro país. Pero para traspasar las fronteras, estas personas necesitan de las mafias que manejan el millonario negocio de la inmigración ilegal, poniendo en riesgo su vida y salud. Huellas revela en cómo los gobiernos de América se aprovechan de la inmigración ilegal. Aquí surgen varias preguntas: ¿Cómo operan estas mafias? ¿Qué hacen los gobiernos para luchar contra ellas? ¿Pelean o en realidad necesitan que exista? ¿Cuánto representa el envío de dinero de estos inmigrantes ilegales a sus países de origen? ¿Qué se esconde detrás de este negocio millonario? La superpoblación también se expone. Así se nombra el episodio, donde se relata que actualmente cerca de mil millones de personas viven en asentamientos con inadecuado acceso a agua potable, al sistema sanitario o a una casa digna, y aunque esta cifra podría duplicarse en tres décadas, los gobiernos permanecen indiferentes. Incluso se revela que 4 millones de abortos clandestinos por año y el fenómeno de las esterilizaciones masivas no consentidas son algunas de las problemáticas más preocupantes que devienen de la inactividad del gobierno y la falta de políticas reproductivas y sociales. Otro capítulo es Saqueo Minero. Empieza recordando que en la época colonial el imperio español se apropió de millones de toneladas de oro y plata de los yacimientos de toda América Latina, pero la colonización no terminó ahí. Y es que en los últimos años la gran mayor%C

Comentarios