"Los padres terribles"

martes, 3 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Dentro de las obras que reiniciarán temporada en 2012 está Los padres terribles, de Jean Cocteau, dirigida por José Acosta, trabajo en el que el autor francés pone al descubierto la mentira, la mezquindad, el egoísmo, la cobardía y otras desafortunadas características de la condición humana. Se trata de una puesta en escena que oscila entre la descarnada realidad y diversos estados del sueño. En la primera mitad del siglo XX, en París, un joven poeta desafía al juego del poder, a la manipulación y la mentira con toda su ilusión a cuestas, hasta enfrentar simbólicamente su propia muerte. Mitch está enamorado de Madeleine, Yvonne no tiene corazón más que para Mitch y ha puesto sus ojos en la muerte. Léo busca su lugar en el mundo aceptando la tediosa cotidianeidad, sin comprender cómo resolver su angustia más allá de la manipulación del prójimo. Georges es el engranaje que permite el acontecer trágico de la historia. Se trata de una comedia negra, salvaje e impredecible, que retrata un mundo donde los adultos son como niños que cometen terribles crímenes. Las disfunciones de los personajes los llevan a conducir sus pasiones de manera errónea y orientarlas hacia las personas equivocadas. Cuando parece que todas las piezas de este absurdo rompecabezas podrían encontrar su lugar, una drástica decisión deja a cada uno de los personajes enfrentado consigo mismo, de esta forma la farsa que había comenzado graciosa y romántica culmina como una perversa pesadilla. En 1938 Jean Cocteau escribió Los padres terribles para su amante en turno, el actor Jean Marais, durante una prolongada sesión de opio de ocho días. El tratamiento irreverente de un tema tabú como el amor obsesivo entre una madre y su hijo, en un tono fársico, feroz e hilarante, produjo la inmediata reacción del Consejo Municipal de París, que canceló las presentaciones de la obra por inmoral inmediatamente después de su estreno, ese mismo año. En opinión de José Acosta, vivimos en un momento de aceleración y de ansiedad que nos obliga a recuperar el valor de la palabra, es por ello que a invitación de la actriz Martha Papadimitriou, accedió a dirigir esta obra que --según sus propias palabras-- es una invitación al público para que abra sus oídos y se sensibilice ante una historia con trasfondo trágico. En 1995 la pieza pasó con rotundo éxito de público y crítica por los escenarios de Londres y Broadway, con un elenco integrado por Kathleen Turner, Eileen Atkins y un entonces desconocido Jude Law. La nueva temporada de Los padres terribles se realizará del 19 de enero al 4 de marzo, jueves y viernes a las 20:00; sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas, en el Teatro El Galeón.

Comentarios