Obra gráfica de Picasso en el Museo Nacional de Arte

martes, 31 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El Museo Nacional de Arte de la Ciudad de México presenta la muestra gráfica del pintor español Pablo Picasso (Málaga, España 1881-1973), titulada Picasso. Series. Estos trabajos fueron guardados por él hasta su muerte y se piensa que una de las razones es porque contienen un registro íntimo y personal, pues trata temas familiares y, en algunos casos, son sólo apuntes, borradores y ensayos, piezas con fallas técnicas de un artista que era perfeccionista, esto ha sido mencionado por el curador Juan Carrete Barrondo. Se dice que los artistas siempre imprimen aspectos de su vida personal en muchos de sus trabajos, y esto lo vemos claramente en la sección que corresponde a “Retratos de familia”. Dividida en tres secciones, la museografía resulta extraordinaria, se recorre de manera ágil y permite disfrutar el pulso íntimo del artista. La colección está conformada por 101 planchas de cobre y zinc. Ahora el Munal exhibe 65 seleccionadas por el mismo Picasso, divididas en: “La Caja de Remordimiento” (45), “Retratos de familia” (5) y “Los fumadores” (13); se imprimieron solamente 50 ejemplares de cada una. Picasso se negó a firmarlas, después de 10 años de su muerte la familia encuentra los trabajos y decide exhibirlos, la firma ha sido puesta con un sello. La colección pertenece a Bancaja, entidad financiera que en la actualidad posee mucha de la obra del artista. La exposición ha sido pensada para que los visitantes, paralelamente, puedan dialogar con obras del acervo del propio museo de artistas nacionales. Originalmente algunos grabados fueron realizados en la técnica de litografía y después transferidos en planchas de cobre y zinc para su reproducción. Estamos frente al trabajo de un gran artista que poseía una línea personal y poderosa, refleja también su arrojo, libertad y humor, así como su constante búsqueda y rigor; nos encontramos con piezas donde aparece su acercamiento y seducción por la mujer, así como sus fantasías sexuales, sus retratos familiares y su vitalidad siempre trasparente. Permanecerá abierta hasta el 5 de febrero. Es una oportunidad de disfrutar y conocer algunos secretos que ahora nos han sido revelados, a pesar de lo que el artista hubiese querido; paradoja que sin duda al pasar de los años nos permite saber más de quien ha dado al arte mundial un gran regalo. El Munal se encuentra ubicado en la calle de Tacuba no. 9, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Comentarios