Se estrena en México la cinta "Solos en la oscuridad"

jueves, 5 de enero de 2012
MÉXICO, D. F., (apro).- Para el cineasta español Miguel Ángel Vivas, quien rodó Solos en la oscuridad, cinta que se estrena en México este viernes 6 de enero, “decir que los asaltos a domicilio con violencia y hasta con secuestros están en auge, no es nada nuevo”, pero le interesaba mucho hablar sobre este tema y no quería enfrentarse a él con un proyecto “de ficción convencional en formato thriller”. Lo que realmente le atraía era el verdadero terror a lo desconocido que esta situación provoca, es decir, “la profanación del hogar, de lo sagrado”. En la historia, Jaime (Fernando Cayo), Marta (Ana Wagener) y su hija Isa (Manuela Vellés) hacen una mudanza a su nuevo hogar, pero al llegar la noche una banda irrumpe violentamente en la vivienda. El objetivo de los asaltantes es conseguir el máximo de dinero posible antes de que amanezca, pero pronto el pánico y el terror se apodera de ellos. El director explica vía e-mail que deseaba acercarse a las víctimas “desde un ángulo realista, veraz, mostrando la inseguridad que genera dicho asalto, que puede ocurrirnos a cualquiera”. No obstante, deja en claro que también quería alejarse de la alegoría política. “Este es un mal que existe y es eso lo que quiero reflejar. En el caso que tratamos son dos asaltantes rumanos y uno español.” --¿Cómo se creó el guión? --La idea es transportar al cine de género los recursos del cine documental y directo, ya que al dominar los espacios hay siempre una realidad-verdad que se escapa, se pierde. Vamos a dejar al espectador desnudo ante la situación que les mostramos. Aquí hay un guión preparado, pero éste creció en los ensayos. --¿Qué dice de la fotografía? --Se apostó un tono realista, crudo y directo. La búsqueda de una estética naturalista es siempre un concepto ambiguo, que exige un trabajo en equipo riguroso y preciso para construirlo verazmente. El diseño de iluminación respeta escrupulosamente los puntos de luz propios de la escena. Bajo ningún concepto se crea una fuente de luz artificial que no pertenezca al lugar que estamos fotografiando. Por ello, el trabajo conjunto con el departamento de arte era imprescindible a la hora de diseñar los espacios como lugares en sí mismos. --El filme es un plano secuencia, ¿verdad? --Es impresionante cuando salimos sin corte de un interior a un exterior y seguimos avanzando con los personajes. El corte no sólo da al espectador la sensación de truco, de ficción, sino que, de alguna forma, es un mediador de lo que se nos muestra, domesticando las situaciones que se narran. Al eliminar el corte y seguir a los personajes, la sensación no es la de que enseñamos una historia a los espectadores, sino que los tomamos de la mano y les llevamos con nosotros desde el principio hasta el final, sin dejarles opción a relajarse, a respirar con el corte. Esta utilización del plano secuencia no se entiende como un ejercicio de estilo bello y espectacular pero vacío, sino como un elemento formal indisolublemente unido al espíritu del proyecto. Vivas cuenta que la mayor parte del rodaje transcurre en el interior de una casa: “Ese sitio, la casa, es un personaje más de la película. Al filmar prácticamente en un espacio único, la elección de esta locación era primordial. Tras varios meses de búsqueda encontramos la casa que se ajustaba a nuestras necesidades en una urbanización del municipio de Las Rozas en Madrid. Nuestros protagonistas se mudan a una casa en una zona residencial de las afueras de la ciudad. Es una casa moderna con sótano y garaje. Tal vez la característica más importante, aparte de las ya citadas, sea su espacio. “Es una casa bastante amplia, compuesta por habitaciones grandes y separadas por puertas corredizas, mientras que las habitaciones están alineadas a partir de un pasillo que las comunica. Aunque acaban de mudarse, es una casa viva. Es importante vender el aspecto familiar de la casa, más que lo ostentoso de la misma, para no apartar a los espectadores de la familia con la que tienen que identificarse. Digamos que tiene que convivir el aspecto moderno y personal con el familiar. Otra característica es la de estar ubicada en una zona residencial moderna. Una de esas microciudades separadas del resto del mundo, en las afueras y con su reja de seguridad a la entrada.” --Con este género cinematográfico, ¿hacia dónde llegó? --El tema de esta película es el terror, el miedo absoluto y la violencia que lo genera. Normalmente en una película contamos una historia, pero la idea aquí no es tanto contar una historia, sino mostrar unos acontecimientos. “La película transcurre en pocas horas de una noche, por lo que jugamos mucho con los claroscuros. Es una película muy contrastada en la que los puntos de luces reales de la casa nos sirven para crear la atmósfera y el estilo de la película. Tonos muy cálidos para los fondos y muy fríos para los personajes. “Lo más difícil de este rodaje fue conseguir el realismo de la historia, que lo que ocurriera en plano ocurriera de verdad; en este sentido, los actores han trabajando desde el corazón y no desde el cerebro, ya que hay muchos momentos que podemos intelectualizarlos, pero a la hora de rodar sólo les quedaba el sentir y reaccionar ante todo lo que les iba ocurriendo, que no fue poco.” En la República Mexicana, Artecinema es la distribuidora del largometraje.

Comentarios