Festival de ballet en la Habana, Cuba

martes, 30 de octubre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- A dos horas en avión hay un festival de ballet que se antoja extraordinario: galas, bailarines de talla internacional, homenajes, compañías del extranjero. Un agasajo para los balletómanos que se reunirán en La Habana, Cuba, del 28 de octubre al 7 de noviembre. Con El Ballet Nacional de Cuba y sus estrellas como anfitriones, y presidido por la mítica Alicia Alonso, el evento es único en el continente y se considera como el Parnaso de los coreógrafos y bailarines de talla internacional. De entrada, el homenaje a Ernesto Lecuona que se llevará a cabo en el Gran Teatro de La Habana, es un verdadero suceso, pero lo es aún más la presencia del Ballet Preljocaj del reconocido coreógrafo francés Angelin Preljocaj, que lleva a la isla una muestra descomunal de sus mejores propuestas, que incluye: Anunciación, Centauros y Empty Moves. Sólo por ver este programa y muy en particular Anunciación valdría viajar a la isla, pues es bien sabido en el círculo de la danza contemporánea que esta obra es una síntesis perfecta de la historia bíblica. Su belleza y perfección residen en la concepción total que hizo Preljocaj del pasaje a través de la música, la luz y la presencia de dos personajes: la virgen y el ángel. El otro hito del festival es el homenaje que se hará al autor Virgilio Piñera en el centenario de su natalicio. En una gala especial se interpretarán piezas inspiradas en la obra del escritor cubano. Resaltan los estrenos mundiales del solo La destrucción del danzante, de Alicia Alonso, y música del brasileño Heitor Villalobos, y Virgiliando, de Iván Tenorio, con música de Gustavo Santaolla. La coreografía de Alonso se inspira en el poema homónimo de Virgilio Piñera a Iván Tenorio, está basado en los poemas de Virgilio, “El banco que murió de amor”, “Si quieres” y “Testamento”. Al evento también asistirán compañías noruegas, españolas, chilenas, y por México el Taller Coreográfico de la UNAM con obras de Gloria Contreras. Esta importante participación de México se debe en mucho a que Jorge Vega, el último partenaire de Alicia Alonso, es primer bailarín de la compañía mexicana. Nacionalizado mexicano, Vega mantiene una intensa labor de cooperación con su país de origen en donde desarrolló como bailarín un importantísimo papel.

Comentarios