Museo Colección Blaisten, el fin de un ciclo

miércoles, 31 de octubre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Aún a la espera de que el rector José Narro Robles resuelva sobre un nuevo espacio para su acervo, el coleccionista Andrés Blaisten dio hoy por terminado un ciclo de colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al cerrar definitivamente el Museo Colección Blaisten (MCB) en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT). Varios proyectos se quedaron sin realizar, entre ellos las exposiciones Forma y experimentación, sobre la Escuela Mexicana de Pintura; otra sobre el pintor tamaulipeco Alfonso X. Peña Mercado; una más con una selección de sus obras de pintura virreinal, así como una gran retrospectiva de Ángel Zárraga, a la manera de la que se hizo entre finales del año pasado y principios de éste sobre Gerardo Murillo, el Dr. Atl. Pero el coleccionista no se mostró decepcionado ni quiso entrar en polémicas acerca de las razones por las que el proyecto del Museo, inaugurado en 2007, no cabe más en los planes de la nueva administración de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, a cargo de María Teresa Uriarte de Labastida, como argumentó el rector para dar pie a la posibilidad de un nuevo sitio. El empresario, poseedor de una de las colecciones de arte contemporáneo mexicano más importantes (integrada por más de ocho mil piezas), prefirió hacer un recuento de los resultados obtenidos a lo largo de estos cinco años: Doce exposiciones sobre algunos de los principales artistas mexicanos, como María Izquierdo, Agustín Lazo, Francisco Díaz de León y Gerardo Murillo, Dr. Atl, entre otros. Además, agregó, 17 publicaciones que complementaron las exhibiciones; siete exposiciones itinerantes presentadas en cuatro museos nacionales y tres internacionales. Participación en más de 60 exposiciones en diferentes recintos nacionales e internacionales y colaboración con más de 40 museos de México, Latinoamérica, Norteamérica, Europa y Asia. Como se recordará, hace unas semanas Uriarte y Graciela de la Torre,  directora de Artes Visuales de Difusión Cultural de la UNAM, anunciaron en rueda de prensa la salida de la colección del CCUT, pues según ellas el convenio llegaba a su fin y ambas partes decidieron no continuar. Además, se daría cabida en ese lugar a los acervos de otros coleccionistas, entre ellos Sergio Autrey, Juan Antonio Pérez Simón e Isabel y Agustín Coppel. Días después, la propia Coordinación de Difusión Cultural proporcionó a algunos medios la información, en el sentido de que el convenio suscrito en 2005 no se renovaba, pues Blaisten exigió un presupuesto de 4 millones de pesos para la operación del recinto. El coleccionista aprovechó ahora para desmentir nuevamente la especie. Explicó que la suma salió luego de que el propio rector Narro Robles le ofreció renovar el convenio de colaboración –planeado para cinco años inicialmente– por 10 más, y en ese marco ampliar las instalaciones del recinto para poner más exposiciones temporales. Se hizo entonces un estudio y se decidió que se le podría fijar ese presupuesto. Sin embargo, según Blaisten, él nunca ha administrado, ni lo hará, dinero de la Universidad. Los recursos que llegó a recibir el museo fueron a través de la administración del CCUT. Y agregó que, por el contrario, varias de las exposiciones organizadas por el MCB generaron recursos que ingresaron directamente a la Fundación UNAM. Tal es el caso de la exposición sobre Dr. Atl, que se vendió en unos 40 mil dólares. Él mismo, aseguró, aportó donaciones a la Fundación para la operación del recinto, y la Cámara de Diputados asignó recursos de los llamados etiquetados por un monto de un millón de pesos para este año. Insistió que desconoce si hay intereses detrás de la decisión de la Coordinación de Difusión Cultural de no darle cabida al proyecto. No obstante, dijo que algunos críticos de arte han estado ya investigando las posibles causas y citó el caso de Avelina Lésper, quien en el suplemento Laberinto expone que una de las razones es el favoritismo del área de Artes Visuales de la UNAM hacia objetos que necesitan de la protección de un museo para ser consideradas arte, cuando las obras de la Colección Blaisten tienen valor por sí mismas. Los legisladores locales, el priista José Fernando Mercado Guaida, presidente de la Comisión de Cultura, y Jorge Gaviño Ambriz, de Nueva Alianza (Panal), se han pronunciado por que la Secretaría de Cultura capitalina consiga un espacio a la Colección Blaisten. Sin embargo, el coleccionista afirmó al respecto que no puede pensar en esta posibilidad en este momento, e insistió en que el rector Narro le ofreció un espacio dentro de la UNAM y está a la espera de que el funcionario universitario dé a conocer próximamente su decisión. –Si ya sucedió que el rector se le acercó para renovar el convenio e incluso le ofreció ampliar las instalaciones, ¿por qué confía en que ahora cumplirá? --preguntó esta agencia al coleccionista. –No tengo por qué creer que me está mintiendo –puntualizó y anunció que, como sea, él continuará de algún modo con los proyectos que tenía en mente, y el cierre del MCB no significa el fin de su colección ni de su misión de mostrarse al público y promover y difundir el arte mexicano  de los siglos XVI al XXI.

Comentarios