El origen de las especies...

martes, 18 de diciembre de 2012
MÉXICO D.F. (apro).- Después de sus presentaciones en la Ciudad de México y en el Festival Internacional Cervantino, la Compañía Titular de Teatro de la Universidad Veracruzana, agrupación que en abril próximo cumple 60 años de existencia, iniciará su actividad de 2013 con una temporada a partir de febrero de El origen de las especies o De cómo este animal salió de las cavernas, trepó hasta las estrellas y luego se extinguió, del dramaturgo jalisciense Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio (LEGOM), en la ciudad de Xalapa. LEGOM nos ofrece su particular visión del mundo de los marginados, los miserables, a través de un grupo de “paracaidistas” que se apropian de un terreno baldío para establecer sus precarias viviendas, impulsados por un par de pillos malvivientes, Ana y Rudy Caterina, que fungen como líderes y que se enfrentan por el control del lugar formando dos bandos. Las acciones bien pueden ubicarse en cualquier ciudad del mundo donde haya marginados dispuestos a destrozarse unos a otros por un mendrugo de pan o un metro cuadrado de tierra, presentados en esta ocasión con el característico lenguaje sarcástico del autor, apoyado por una limpia dirección escénica de Alberto Lómnitz que, sin mayor parafernalia escenográfica, sustenta la puesta en el trabajo actoral y enfatiza el humor negro del dramaturgo. Esta es la primera parte de una trilogía en proceso que, a decir de Alberto Lómnitz, tiene influencias de las mitologías griegas, en especial del mito fundador que abordó Esquilo, así como de La Iliada, de Homero, en esta ocasión representada por la batalla entre los paracaidistas y la policía que los desaloja. Así, la miseria humana y la descomposición social siguen siendo temas centrales en la obra general de LEGOM, cabeza de un movimiento teatral que incluye a autores como Edgar Chías y Enrique Olmos de Ita, pendiente de analizarse a fondo. En opinión del director de la puesta, El origen de las especies…, obra ganadora del Premio Nacional de Teatro Víctor Hugo Rascón Banda 2012, “es una analogía de la patria, no me queda ninguna duda. Ésta es una obra que explora de alguna manera qué es México, sus orígenes, de dónde viene este país, y siento que es una reinterpretación de la historia nacional, que hace una falta tremenda”. Destaca entre otros el trabajo histriónico de María Esther Espinoza en el papel de La Manca, personaje marginal entre los marginados, paria entre los parias, símbolo de la miseria extrema que desafortunadamente existe en nuestro país y que, además, tiene que afrontar la discriminación de sus pares. Lo mismo sucede con la evocación de los guatemaltecos, representantes de todos aquellos que están del lado sur de la frontera, despreciados y discriminados aún por los más miserables del lado norte de la misma frontera. El origen de las especies… es una obra con múltiples posibilidades de lectura, en la que se conjuntan la crítica profunda con un ácido sentido del humor que provoca la hilaridad del público, muy recomendable para iniciar la actividad teatral veracruzana en 2013.

Comentarios