"Una vida mejor": Bichir en su mejor momento

martes, 14 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Buena película, entretenida, conmovedora. Funciona para la audiencia mexicana, y de seguro es capaz de darle herramientas a los no mexicanos para que vean a los migrantes con otros ojos. Con todo y lo anterior, Una vida mejor (A Better Life, EU-2011), dirigida por Chris Weitz, no se compara con la actuación de Demián Bichir quien realiza un trabajo excepcional; luego de ver esta cinta, no queda duda de que la nominación al Oscar de Bichir, es más que merecida. Bichir encarna a un jardinero ilegal llamado Carlos Galindo, que hará lo imposible, sin romper sus reglas morales, para darle a su hijo Luis (José Julián) un mejor futuro. El hijo es un adolescente que coquetea con el estilo de vida pandillero, aun no tan maleado, pero camina sobre una delgada línea. La vida de los dos (la madre de Luis los dejó) cambiará cuando Carlos decida comprar una camioneta que le facilitará la vida como jardinero, acción para la cual deberá pedirle dinero prestado a su hermana Anita (Dolores Heredia). Desde los primeros minutos en los que Bichir aparece en la pantalla, uno queda maravillado con el personaje: solo con su expresión, Bichir consigue atraernos hacia los rincones más profundos del alma de su personaje, de tal manera que podemos sentir su dolor. La actuación de Luis tampoco se queda atrás. Si alguna crítica le podemos hacer a la cinta es su corte telenovelesco que golpea el destino de los personajes principales, pero está en los límites de lo aceptable. En fin, una buena historia con actuaciones fenomenales que nos hará pasar un buen rato.