El Centro Cultural del Bosque y sus 50 años de existencia

martes, 21 de febrero de 2012
MÉXICO D.F. (apro).- Este año el Centro Cultural del Bosque (CCB), espacio histórico, fundamental para el desarrollo y promoción de las artes escénicas en México, integrado por seis importantes espacios teatrales cerrados: Teatro Julio Castillo, Teatro Orientación, Teatro el Granero Xavier Rojas, Teatro el Galeón, Sala Xavier Villaurrutia y Teatro de la Danza, además de la Plaza Ángel Salas, cumple 50 años de existencia. En su privilegiada ubicación a un lado del Bosque de Chapultepec, alberga uno de los complejos teatrales más importantes de la Ciudad de México, donde se ofrecen fundamentalmente espectáculos de teatro y danza, además de ser un espacio de experimentación, intercambio y reflexión artística entre las diferentes manifestaciones escénicas, desde lo tradicional hasta lo vanguardista, pasando por lo experimental. Uno de sus principales escenarios es el Teatro Julio Castillo, sin duda uno de los espacios consagrados del patrimonio teatral mexicano. Sin su presencia sería inexplicable la historia del teatro en México de la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días. Su nombre original fue Teatro del Bosque, inaugurado el 3 de mayo de 1957 con el montaje Bodas de sangre de Federico García Lorca, dirigido e interpretado por la actriz española Margarita Xirgú, acompañada por Ignacio López Tarso, Ofelia Guilmáin y Aurora Cortés en los papeles protagónicos, con escenografía de Antonio López Mancera. Posteriormente, en marzo de 1989, con la reposición de la obra De la Calle, de Jesús González Dávila, hito del teatro mexicano en homenaje al célebre actor y director, cambió su nombre al de Teatro Julio Castillo, en honor al célebre discípulo de Héctor Mendoza y Alejandro Jodorowsky, fundador del Centro Universitario de Teatro junto con Luís de Tavira. En 2001 la Unidad Artística y Cultural del Bosque cambió su nombre por el de Centro Cultural del Bosque, donde también se ubica el Teatro Orientación, recinto que inició sus actividades en 1957 con el estreno de la obra infantil El mundo de las maravillas, dirigida por Manuel Lozano, aunque la inauguración oficial tuvo lugar el 30 de abril de 1958 con El canto de los grillos, de Juan García Ponce, bajo la dirección de Salvador Novo. El Teatro Orientación recibió este nombre en lugar de Teatro del Recreo, como se había planteado originalmente, por sugerencia de la Asociación de Críticos, como homenaje al grupo experimental del mismo nombre que en los años treinta constituyó uno de los movimientos renovadores del teatro mexicano. En este sentido, el nombre de este teatro proviene de un primer espacio escénico adaptado por Julio Bracho en un local ubicado en los bajos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en la calle de Argentina, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Fue inaugurado bajo este nombre el 1º de marzo de 1931 con Proteo, de Francisco Monterde, y funcionó aproximadamente durante 10 años, antes de ser clausurado para utilizar el espacio como oficinas administrativas de la SEP. Posteriormente, entre 1932 y 1939, un grupo de actores tomó el nombre de Orientación para plantear un nuevo tipo de teatro experimental en México, con un plan coherente de montajes y de entrenamiento actoral, que se presentaban en el primer Teatro Orientación. En un principio el teatro funcionaba por las mañanas como teatro guiñol, que con mucha frecuencia era utilizado para el entretenimiento de los niños de la guardería infantil aledaña. Este foro se utiliza para piezas de pequeño formato. La próxima semana hablaremos del Teatro El Galeón.

Comentarios