Estudiante zoque gana Premio Internacional de Narrativa

martes, 21 de febrero de 2012
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Por su libro ¡Despierta ya!, Jaime Velasco Estrada, becario zoque del Programa Universitario México Nación Multicultural (PUMC), fue galardonado con el Premio Internacional de Narrativa. En un comunicado, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer que además del premio, que recibirá el próximo 1 de marzo en la Feria del Libro del Palacio de Minería, la obra del alumno de Letras Hispánicas de la Facultad de Filosofía y Letras será presentada en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, en noviembre próximo. “Quería hacer una novela, pero la idea no funcionó en el sentido global, aunque por separado las diferentes partes que había concebido para esta historia hacían sentido, así que las trabajé como si se tratara de 13 cuentos. Las pulí hasta donde pude y las metí a concursar al Premio Internacional de Narrativa (organizado por editorial Siglo XXI, la UNAM y el Colegio de Sinaloa). No pasó mucho tiempo para que me notificaran que había obtenido el primer lugar”, explica en el comunicado el becario zoque. La obra de Velasco, de aproximadamente 120 cuartillas, explora desde la llamada literatura homosexual hasta las diferentes facetas que afronta una pareja: el encuentro, la fascinación y, sobre todo, la separación, fase a la que dedica la mayoría de sus párrafos. “Con la aceptación del matrimonio gay, la gente comenzó a concebir que dos hombres o dos mujeres pudieran formalizar su relación ante la ley, pero pocos se detuvieron a pensar en lo que podría haber más allá de este momento inicial, en los planes conjuntos, en la amenaza de ruptura, y me pareció que la escritura podría ser una buena forma de explorar las posibles circunstancias”, dice Velasco Estrada. Los cuentos del estudiante de 23 años de edad destacan los acercamientos entre Clímaco, Santiago, Diego, Jacob y otros hombres. Es una especie de muestrario de los diferentes tipos de encuentros y desencuentros que se dan entre personas que en algún momento pensaron que podían llevar una vida juntos, hasta que la realidad les demuestra lo contrario. “Es interesante reflexionar justo sobre esa palabra: realidad, pues quienes escribimos la retomamos, y a partir de ella intentamos crear algo distinto: un puente capaz de conectar lo literario con el día a día. “Así, lo que vivo se trasmina a mi prosa, y los párrafos que compongo los asimilo como si fueran algo que me aconteció a mí. De ahí que Clímaco sea un estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras, como yo, o que venga de Chiapas, mi estado natal. La obra es un traslape de realidades, aunque no por eso deja de ser ficción”, explica el galardonado. Agrega: “Es extraño que sea la primera vez que entro a un concurso y me pase todo esto. Me sorprende, porque hablamos de un trabajo que sometí hace no mucho tiempo al escrutinio de mis amigos –quienes me dieron sugerencias– y a la opinión de la profesora Beatriz Espejo, con quien tomo un taller de creación literaria en la UNAM”.

Comentarios