Remodelan el Museo Nacional de las Intervenciones

martes, 27 de marzo de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).- Después de 30 años desde su apertura en 1981 y cuatro años de rehabilitación, el Museo Nacional de las Intervenciones presenta una nueva cara al público, desde la barda que lo rodea hasta el inmueble y museografía. Este miércoles, abre sus puertas con implementación de multimedia en sus salas como nuevo elemento. En entrevista telefónica, Enriqueta Cabrera, directora del museo, explicó a Apro el proceso de renovación que sufrió el inmueble. Destacó que por primera ocasión desde su apertura, el 13 de septiembre de 1981, se le realizó una rehabilitación general. “En 2008 se comenzó con este proyecto; en primera instancia se pensó en cerrar, pero llegamos a la conclusión de que podíamos tener unas salas abiertas y hacer todo por proceso. Se avanzó en las diez salas paulatinamente; si cerrábamos una tratábamos de ofrecer alguna otra cosa al público, como una muestra en los jardines. “Fue un proceso que incluyó desde la barda y los jardines, hasta el inmueble como tal, respetando su esencia histórica, además de una museografía nueva que estuvo cargo de la Coordinación Nacional de Museos del Instituto Nacional de Antropología e Historia en conjunto con gente del propio museo”, dijo. Las piezas más importantes que alberga el museo son un biombo y un óleo de la Batalla de Puebla del 5 de mayo, diversas litografías de Carl Nevell que datan de 1851, banderas, algunos cañones, un cristo de pasta de caña del siglo XVI que mide dos metros y que se ubica en la sala de recreación de la vida conventual. Sobre la museografía explicó: “Las salas están, digamos, mejor expuestas, mejor presentadas; sacamos algunas cosas que estaban en bodega y almacén, tenemos dos colecciones de banderas originales de 1946 de La Intervención Francesa que ahora están montadas. “De la parte multimedia, La Batalla de Churubusco está mejor montada en una maqueta y con audio, así como la Invasión de Veracruz de 1914. Ahora hay un video en la parte de Intervención Norteamericana, del 1846 al 48, y un video sobre Francisco Villa, que nos autorizó usar History Channel. Hay música del cancionero de Maty Bermejo en la sala de Intervención Francesa y audiovisual para explicar las diferencias entre liberales y conservadores. “Me parecen muestras más lúdicas y cercanas a la gente”, afirmó. La edificación, también conocida como ex Convento de Churubusco --pues en el siglo XVI misioneros franciscanos ocuparon este lugar como centro de evangelización--, fue declarado por Benito Juárez en 1869 como Monumento Nacional, a esto se suma que el inmueble fue un hospital militar para enfermos contagiosos, de 1876 a 1914; una escuela de pintura al aire libre, en la segunda década del siglo pasado; y un museo de sitio y del transporte, de 1929 a 1960, entre otros usos. Las diez salas del museo se dividen en Introducción; Independencia; Intervención española de 1829; Intervención francesa o guerra de los pasteles, de 1838 a 1839; Intervención norteamericana, de 1846 a 1848; Intervención francesa, de 1862 a 1867; República restaurada; Porfiriato; Revolución e intervención norteamericana, de 1914 a 1916. Los hechos y acontecimientos se ilustran con gráficos, pinturas, litografías, grabados, fotografías, mapas documentos, armas de fuego –cañones, fusiles, pistolas, balas, sables, espadas, marrazos y machetes y banderas. La muestra realizará su reapertura a la prensa este miércoles; se espera la presencia de Alfonso de María y Campos, director general del INAH. El Museo Nacional de las Intervenciones abre de 9 a 18 horas; se ubica en avenida 20 de Agosto s/n, colonia San Diego Churubusco.

Comentarios