Arbitraria candidatura de Xcaret

martes, 17 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (Proceso).- Pese a estar clasificada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) como una zona arqueológica, y no obstante funcionar como un parque de diversiones operado por una empresa privada, Xcaret podría ser incluida en la lista del Patrimonio Cultural Intangible de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). De acuerdo con fuentes allegadas a la Comisión Nacional del Patrimonio Cultural Inmaterial de México, creada hace dos años con apoyo de la Dirección General de Culturas Populares, la candidatura de este sitio se presentó hace unos días ante la UNESCO –firmada por el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo–, sin haber sido evaluada por el comité técnico de esta comisión. Con ello se ignoran no sólo los procedimientos acordados, que establecían la necesidad de la evaluación, sino los propios preceptos de la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial establecida en octubre de 2003 en París, en el marco de la 32 Conferencia General de la UNESCO, pues menciona como actores principales de la convención a comunidades indígenas, grupos étnicos, pueblos locales y organizaciones civiles, pero no a empresas con fines de lucro. Cabe recordar que desde 1994 la zona es operada por la empresa Promociones Xcaret, mediante un acuerdo con el INAH, y siempre se le ha criticado por ofrecer una visión “distorsionada” o hasta “hollywoodense” de la cultura maya, por lo cual no se entiende el aval del gobierno para que obtenga una declaratoria de carácter cultural y de valor universal.

Comentarios