Grandes maestros del arte popular de Iberoamérica

jueves, 19 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La Colección Fomento Cultural Banamex presenta una magnifica exposición de obras de arte popular de la máxima calidad estética y técnica elaborado por los artesanos ibeoroamericanos más destacados. Como suele suceder con las exposiciones que se presentan en el antiguo Palacio de Iturbide, la muestra cuenta con una museografía y documentación de alto nivel que permite a los visitantes disfrutar de una excelente exposición. En esta ocasión la producción artesanal en Iberoamérica ha sido abordada desde la condición de arte genuinamente representativo del ser complejo y plural de los pueblos iberoamericanos. Recordemos siempre que la actividad artesanal forma parte de las redes sociales, económicas y culturales del medio rural, de las zonas populares de la ciudad, así como las etnias indígenas originarias en este caso de América. Casi siempre esta actividad es realizada de manera doméstica y es trasmitida de generación en generación, logrando así un reflejo del tiempo y construyendo una identidad propia, que abarca desde los objetos útiles para el uso cotidiano y del trabajo. Resalta un objetivo estético, dando así un lugar en la red de símbolos que dan identidad comunitaria. La muestra subraya la importancia de esta actividad y la intención de seguir alentando a los grandes maestros su valor y la necesidad de reafirmar la trascendencia de sus valores culturales inagotables. La selección fue realizada entre los años 2007 a 2011, abarcando 22 países y 450 artesanos. Se ha dividido en nueve ramas artesanales y al mismo tiempo por las especialidades de acuerdo con la técnica, a la región, al acabado y uso de las piezas. A medida que se va recorriendo la exposición, podemos darnos cuenta la variedad de materiales que se utilizan conforme a su propio territorio geográfico, como el barro, la madera, los textiles, las fibras vegetales, el papel, los metales, piedras, piel y varios. El barro tal vez sea el material con que se realizan las piezas más difundidas de Iberoamérica; vemos recipientes, árboles de la vida, juguetes, nacimientos, miniaturas, con temas como la flora la fauna, o los motivos geométricos. El trabajo en madera fue introducido por los misioneros, en su enseñanza, así como el trabajo en laca y el tallado. Los metales fueron diferentes en su uso entre Mesoamérica y el área andina y no fue muy difundido, se utilizaba el oro y la plata, después de la conquista se empezaron a explotar las minas y de desarrollo la orfebrería, así como la forja de hierro y el trabajo en cobre. En lo que corresponde al trabajo con la piel, se exhiben objetos e instrumentos de percusión, armas y sandalias; en la actualidad el perfeccionamiento se extiende hasta la utilización de arroes para jinetes hasta el fino cincelado en piel vacuna. El trabajo en piedra sobresale desde el mundo prehispánico, en la arquitectura y en figuras talladas de altos personajes y temas relacionados con la religión, la política y la historia, actualmente sobresalen los objet

Comentarios