"La Dama de Hierro": hasta la victoria siempre

jueves, 19 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Dirigida por Phyllida Lloyd (Mamma Mia!) y estelarizada por Meryl Streep, la cinta La dama de hierro (The Iron Lady, EU-2011) da cuenta de la última batalla de la polémica Margaret Thatcher, la primer ministro del Reino Unido. ¿Heroína o villana? La cinta no tiene una postura al respecto, lo que vemos es a una mujer compleja, convencida del valor del esfuerzo laboral individual sobre el proteccionismo de los sindicatos y de aquellos que piden que el gobierno les dé; vemos a una mujer que luchó para llegar a la cima y tomó decisiones difíciles por las cuales fue duramente juzgada. La cinta parte de la Margaret Thatcher (Streep) actual (una mujer que tuvo el valor de cambiar la situación de toda una nación, aquella que juró no terminar su vida lavando platos como cualquier otra mujer de su época), en franca lucha con el recuerdo de su esposo recién fallecido, y con los inevitables achaques de la edad, que le indican que el fin está cerca. Durante su lucha por mantener su cordura, vemos flashbacks de la exprimer ministro a través de los cuales nos enteramos de pedazos de su historia, suficientes para reconstruir su vida y entender su situación actual, o más bien su tragedia: Antes Margaret luchaba contra un mundo dominado por hombres y por el Partido Laborista con sus sindicatos, ahora la batalla es contra ella misma y el fantasma de su marido Denis Thatcher (Jim Broadbent). |Por momentos duele ver a “La dama de hierro” en franca decadencia, pero al mismo tiempo resulta inspirador darse cuenta que la protagonista lucha de principio a fin, por momentos parece que intenta vencer su propia muerte. Si sus políticas fueron deleznables o si la guerra de las Malvinas fue infame, basta conocer al personaje para comprender sus acciones, que no es lo mismo que aprobarlas, pero la profundidad de Thatcher en la cinta dota de nuevas dimensiones a sus actos. Cinta ideal para los amantes de la política y la historia.

Comentarios