Actualidades escénicas: Les Luthiers: "Terapia de una risa anunciada"

martes, 24 de abril de 2012 · 21:52
MÉXICO, D.F. (apro).- A finales de los años sesenta en Buenos Aires, Argentina, Gerardo Massana creó el grupo musical de humor llamado Les Luthiers --“Los lauderos”--, integrado actualmente por Carlos López Puccio, Jorge Maronna, Marcos Mundstock, Carlos Núñez y Daniel Rabinovich, quienes se dieron cita en el Auditorio Nacional para sus tres presentaciones los días 20, 21, y 22 de abril. El humor en las obras de Les Luthiers lo permea todo, desde su letra y música (sinfonías, óperas, y una singular influencia folclórica de diferentes regiones del mundo) hasta creación de instrumentos, con lo cual consigue la gran aceptación de los espectadores. Lutherapia fue el titulo de su puesta en escena, terapia que resultó exitosa para el público que los acompañaba a base de risas, carcajadas, y aplausos. Un verdadero viaje a través de un tratamiento psicoanalítico que se resuelve en el encuentro lúdico del paciente con su destino. Entre sus números más elogiados están: “Paz en la campiña (balada mugida y relinchada)”, “Rhapsody in the balls (handball blues)”, “Exorcismo coral sinfónico (la llegada del fin del mundo)”, y la ya famosa “Dilema del amor (cumbia epistemológica)”; todo ello, además, a través de una ópera medieval, historias de cruzadas en busca del canalla de Saladino, el arcángel Manuel, la pasión bucólica (vals geriátrico), las bodas del rey Pólipo (marcha prenupcial), un exorcismo coral sinfónico (la llegada del fin del mundo)… La ovación del público se hizo presente desde un inicio cuando en su primer monólogo Daniel Rabinovich se refirió a sus tesis: Influencia de la semiología estructuralista musicológica en las obras de Johann Sebastián Mastropiero, personaje ficticio creado por el grupo humorista como sátira a compositores clásicos, tomado del nombre de Juan Sebastián Bach, y quien aparece recurrentemente como autor en sus escenificaciones y números musicales. Creado en 1967, el grupo, haciendo honor a su nombre, convocó en su aniversario 40 años a un concurso nacional sobre la construcción de un instrumento, mismo que ganó Fernando Tortosa con su bilarmonino; desde entonces, se presenta en el repertorio de Les Luthiers con el número “Rhapsody in the balls (handball blues)”. El lenguaje dramático que manejan logra tener aunarse a una cierta crítica social, y los chistes se vuelven locales dependiendo el país en donde se encuentran, creando un ambiente más popular entre el espectador y los cómicos. Por otra parte, no hay que olvidar el gran trabajo de sus colaboradores escénicos encargados de la iluminación y sonido, en sincronía perfecta. Lutherapia es un espectáculo humorístico muy original, creativo e inteligente; el grupo, ya una leyenda, a pesar de repetir obras en sus montajes, vuelve única cada puesta, ya que su vitalidad cómica se incorpora con maestría en la creación de los chistes coyunturales. (*) Recién egresado de Comunicación Social de la UAM-Xochimilco.

Comentarios