Arte: Retroceso en Zona Maco 2012

martes, 24 de abril de 2012 · 21:58
MÉXICO, D.F. (Proceso).- Con un notorio retroceso en lo que corresponde al posicionamiento internacional y la calidad de la oferta artística, se inauguró el miércoles 18, en el Centro Banamex de la Ciudad de México, la novena edición de la feria internacional Zona Maco México Arte Contemporáneo. A diferencia de la versión 2011 que contó con galerías tan prestigiadas y/o interesantes en el mainstream como Hauser&Wirth, David Zwirner, Alexander and Bonin, Arndt, Barbara Thumm y Joan Prats, la versión 2012 se redujo a sólo dos presencias relevantes: Lisson y Continua. Una disminución importante porque delata no sólo cierta debilidad en el mercado que capta Zona Maco sino, también, la carencia de una identidad estable que le permita mantenerse, crecer y competir en el mercado ferial. La constancia que se percibió entre 2010 y 2011 se desequilibró en 2012 con la ausencia del 64% de los comercios extranjeros que estuvieron el año pasado. En este contexto, las galerías españolas son una excepción ya que se han mantenido en un 63%. En lo que corresponde a las galerías mexicanas, si bien las de presencia internacional continúan participando en Zona Maco y cada año aparecen proyectos diferentes en la sección de Nuevas Propuestas, la ausencia, este año, de Arena, Drexel, Terreno Baldío y Caja Blanca no es un factor para celebrar. Con un rango de precios de 2 mil a un millón 200 mil dólares aproximadamente, la oferta de productos artísticos fue muy dispareja en calidad y originalidad. Carente de propuestas diferentes, interesantes o impactantes, la apuesta de Zona Maco 2012 osciló entre firmas famosas –Julian Opie, Deacon, Sarah Lucas, Pistoletto, Art&Language–, trabjos conceptuales setenteros –Carlos Ginzburg y Antonio Caro en la sección Zona Maco Sur–, algunos dibujos atractivos –Theo Michael– y pinturas insignificantes o pésimas –una excepción podría ser Sasha Braunig. En el rubro de la pintura, la Eigen+Art se distinguió por la pobreza de su stand. A diferencia de las obras que presenta en ferias como Art Basel o Art Cologne, la galería alemana optó por una mínima selección de tres pequeñas pinturas de Tim Eitel y una esculturita de Neo Rauch. Entre las obras más atractivas, la escultura de Anish Kapoor en la Lisson sobresalió aún por encima de la que se expuso el año pasado. Entre las peores, los estrujados pseudo-conceptuales de Javier Arce en la galería T20. Dispareja, mal organizada –el día de la inauguración no habían suficientes pases vip–, y sin un concepto que le permita sobresalir entre las diversas ferias que existen actualmente, Zona Maco 2012 confirma la necesidad de reestructurar el modelo del comercio ferial.

Comentarios