Los peligros de los idus de marzo

martes, 3 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro) “Cuídate de los idus de marzo”, le dijo el oráculo al emperador Julio César, quien no dimensionó lo que podría haber ocurrido en esas fechas. Y cómo hacerlo, ya que para los romanos esa fecha era de buen augurio. En fin, el emperador romano desoyó la advertencia y resultó asesinado a manos de conspiradores. De igual manera, la cinta Poder y traición (The Ides of March, EU-2011), dirigida por George Clooney y estelarizada por Ryan Goslin, Philip Seymour Hoffman, Paul Giamatti, Evan Rachel Wood y el mismo Clooney, nos advierte de los pantanosos caminos de la política. La historia gira en torno a Stephen Meyers (Goslin), un chico de grandes convicciones políticas que trabaja en la campaña rumbo a la presidencia del gobernador Mike Morris. El idealismo de Meyers será puesto a prueba conforme se acerque el día de las elecciones y el juego político comience a recrudecer, mientras que un par de trapos sucios van saliendo a la luz. El mundo de Meyers se verá impactado por, además del mismo Morris: su jefe inmediato, Paul Zara (Hoffman), una interna llamada Molly (Wood) y por un miembro de staff del equipo contrario, Tom Duffy (Giamatti). Poder y traición hace algunas reflexiones interesante con respecto a las aspiraciones personales y al poder en el ambiente político, un mundo cruel en donde sólo importa ganar o bien, negociar algún hueso para mantenerse en el juego; un mundo capaz de aplastar las convicciones de cualquiera que desee continuar en él. La cinta engancha desde el inicio gracias al planteamiento de la historia que se centra en el carisma e idealismo del protagonista, después de eso es difícil perder la pista de los sucesos en pantalla de los cuales nos enteramos a través de los diálogos y no tanto por las acciones. Si de algo habría que quejarse es que la cinta reduce la complejidad de los personajes que se desenvuelven en el ámbito de la política, lo cual tendrá repercusiones en el desarrollo de la trama, mismas que podrían causar decepción en cuanto al destino de los personajes. Fuera de eso, un gran trabajo de George Clooney, muy interesante a la víspera de nuestras elecciones, sobre todo para quienes crean que existen políticos con gran corazón.

Comentarios