"La comedia de las equivocaciones" en el Lunario

domingo, 8 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Por tercera vez, el Lunario del Auditorio Nacional presenta la temporada de National Theatre Live, una iniciativa del National Theatre de Londres. Las puestas en escena de la prestigiosa institución teatral son transmitidas en pantalla gigante, no en vivo, pero pocos días después de la representación de las obras en el viejo continente. La primera temporada inició en el 2009, presentando una Fedra estelarizada por la veterana actriz Helen Mirren, que marcó desde entonces el parámetro de calidad al que se apegarían todas las demás puestas en escena de National Theatre Live. Acaba de proyectarse La comedia de las equivocaciones, dirigida por el reconocido Dominic Cooke, quien fue ganador del premio Lawrence Olivier como mejor director en 2007; en esta puesta en escena, Cooke traslada a la época contemporánea la clásica obra de William Shakespeare. La comedia de las equivocaciones cuenta la historia de dos pares de gemelos idénticos que son separados a causa de un naufragio poco después de su nacimiento. Los dos gemelos de alta cuna llevan el nombre de Antífolo; el otro par de hermanos, sirvientes de los primeros, se llaman Dromio. El Antífolo y el Dromio de Siracusa llegan a Éfeso, que resulta ser el hogar de sus gemelos. El encuentro de los extranjeros con los familiares y amigos de sus homónimos efesios y la confusión de identidades conduce a una serie de enredos cada vez más descabellados e hilarantes. El elenco de la puesta en escena, liderado por el cómico Lenny Henry en el papel de Antífolo de Siracusa, está conformado enteramente por actores y actrices ingleses ampliamente reconocidos y con gran trayectoria en el teatro, el cine y la televisión. Resulta impresionante la gran y uniforme calidad en las actuaciones de los miembros del cast, histriones tan versátiles que lo mismo han protagonizado montajes de la Royal Shakespeare Company como han hecho apariciones en la serie británica Doctor Who o en las películas de la saga de Harry Potter. El diseño escenográfico de Bunny Christie traslada la historia a una ciudad que bien podría ser un Londres actual, en su faceta devastada por la recesión. Atractiva y todo el tiempo transformándose, la escenografía parecería conformar un personaje más: una ciudad en decadencia pero también en ebullición. Sin embargo, no deja de ser incómodo para un público como el mexicano, acostumbrado a un teatro resuelto con escaso presupuesto, el aparente despilfarro de recursos que la escenografía de la puesta representa (al grado de incluir una patrulla de policía real que aparece sólo unos instantes en el escenario). Las transiciones entre escenas son orquestadas por una banda que, como músicos de calle, transitan por el escenario cantando en un lenguaje indescifrable versiones latino-gitanas de canciones que tratan acerca de desórdenes mentales. El National Theatre Live vuelve a impactar con La comedia de las equivocaciones, un montaje que en definitiva no nos queda debiendo nada; quizás, solamente, el placer de participar de ella a unos metros y no a 8,900 kilómetros de distancia. El mejor teatro londinense desde la comodidad de su país. ---------- (*) Directora escénica. Tiene actualmente montada la obra El gordo, la pájara y el narco, de Sabina Bergman, que se representa en casas particulares dentro del proyecto Teatro a Domicilio, con la compañía Sí o Sí Teatro.

Comentarios