El Tíbet visto por periodistas mexicanos

lunes, 14 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La revista China Hoy destaca en el número mensual de mayo “El Tíbet bajo la visión de periodistas mexicanos y chinos”, donde José Antonio Calcáneo Collado, director del Diario de la Tarde firma tres crónicas, y Gerardo Yong, de la otrora muy influyente publicación política Siempre! un escueto reporte sobre el aeropuerto de Nyingchi, ambos loando al gobierno chino y sin menciones al Dalái Lama. Coincidentemente, ayer 13 de mayo, se informó que el Dalái Lama (Tenzin Gyatso, 6 de julio de 1935) había sido víctima de un atentado por parte de agentes chinos, quienes intentaron envenenarlo. Sin embargo,este lunes el gobierno de China negó aquellas aseveraciones del Dalái Lama en el sentido de que “agentes chinos habían adiestrado a mujeres tibetanas para que lo asesinaran cuando él, al bendecirlas, les tocara con la mano el pelo donde ellas habrían colocado veneno”. La citada edición filial latinoamericana de China Hoy incluye, asimismo, tres textos de periodistas chinos y una nota analítica de Hua Zi contra el reverendo Dalái Lama intitulada ¿Quién es partidario de la inmolación de jóvenes monjes tibetanos?, sirviendo las palabras introductorias del mensaje editorial El verdadero Tíbet cual marco de justificación panorámica para estas temáticas. En ellas, China Hoy menciona que rumores, interpretaciones distorsionadas y suspicacias han generado lo que hoy se denomina “el problema del Tíbet”, toda vez que algunos países occidentales han interferido y buscado detener el desarrollo de China al apoyar los actos separatistas del Dalái Lama, jefe espiritual del budismo tibetano y Premio Nobel de la Paz 1989 (www.freetibet.org). Cabe aclarar que en marzo de 2011, el Dalái Lama anunció que renunciaba a todos los cargos políticos del Gobierno del Tíbet en el Exilio, para mantenerse sólo como líder espiritual y religioso (http://es.wikipedia.org/wiki/Dalái_Lama). Panegíricos a China El Tíbet, según editorial de mayo por China Hoy, en su filial latinoamericana de Mexico (con su director general Wu Yongheng), no es un paraíso tipo Shanri-la pero tampoco un infierno. Además, el editorialista apunta que pese a los conflictos en su desarrollo, el Tíbet se ha abierto al mundo y “esperamos que los artículos de este número, reunidos bajo el título de El Tíbet bajo la mirada de periodistas mexicanos y chinos, puedan profundizar su conocimiento real sobre esta región” (www.chinatoday.mx). Los cuatro artículos mencionados de los dos periodistas mexicanos en China Hoy son fruto de una invitación oficial por parte de China a una comitiva de reporteros nacionales e Hilda Luisa Valdemar y Lima, presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (Fapermex). No obstante, todos eluden aquel controversial asunto del “problema del Tíbet” y ninguno osa citar el nombre del polémico Dalái Lama, quien visitara México en septiembre del año pasado y se entrevistó media hora con el presidente Calderón para después ofrecer un discurso público en el Estadio Azul (www.casatibet.org.mx). Saliendo al paso, José Antonio Calcáneo Collado apenas y araña aquellas delicadas cuestiones en El Tíbet, misticismo y desarrollo, alabando al pueblo tibetano por su amabilidad. Luego, en su artículo Un paraíso que mantiene su esencia espiritual comenta la visita al Instituto de Medicina Tradicional con directivos de la Universidad del Tíbet, así como con ejecutivos del Comité de Atención a Etnias y Asuntos Religiosos, entre los que sobresale Paztiatenzin Gellen, reconocido por el gobierno chino como Buda Viviente, a decir del tabasqueño Calcáneo Collado (también secretario ejecutivo de la Comisión Investigadora de Asesinatos a Periodistas). Los tibetanos, un pueblo feliz se llama la tercera crónica del director general del Diario de la Tarde (quien visitara China ya en 2007 con una delegación de la Fapermex), cuya narrativa suma triviliades gastronómicas y tanáticas experimentadas por el camarógrafo Arturo Montero de Canal Once, Mireya Olivas, de Reforma, y el mismo Calcáneo Collado en Tíbet. (En noviembre del año pasado, Casa Tíbet México había respondido a la reportera Mireya Olivas con puntualizaciones excluidas del artículo Da rostro nuevo inversión al Tíbet, en Reforma, y sitio facebook http://www.facebook.com/note.php?note_id=10150361557891476) Por su parte, el reportaje de Gerardo Yong Un aeropuerto en el techo del mundo hace referenca al aeropuerto de Nyingchi, ubicado al sureste del valle de Brahmaputra, en Qinghai-Tíbet, con loas a los logros del sistema chino en materia de aviación civil durante los últimos años e infraestructura para desarrollo del Tíbet, cuya sociedad careció de oportunidades por siglos, refiere el redactor mexicano de Siempre! Los textos reporteriles chinos son de Chen Du (La isla Serdo y sus habitantes) y Li Yuan (La historia de Pasang, miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino) . Por último, el paquete central de esta edición de China Hoy culmina con una entrevista a Jemi Namgyal, teniente de alcalde de Lhasa, quien habla sobre los supuestos avances en el Tíbet a partir de su liberación comunista pacífica en 1951 (que para el lamaísmo se consideró invasión) y refuta con cifras y datos abundantes ante el autor de la charla, Zhang Xueying, las afirmaciones del monje Dalái Lama acerca de que el gobierno chino aplica un genocidio cultural en la región. ¿Quién es partidario de la inmolación de jóvenes monjes tibetanos? cita la oposición del primer ministro Wen Jiabo a las acciones radicales de inmolación de monjes del Tíbet (la mayoría con alrededor de 20 años de edad) y los apoyos por “la camarilla separatista” del Dalái Lama, hechos violentos contrarios al pacifismo proverbial fomentado por el carismático Nobel. Otras noticias en la edición China Hoy de mayo 2012 (volúmen 53, número 5) se refieren a la donación de 400 libros por el Grupo de Publicaciones Internacionales de China a la Biblioteca Vasconcelos de la Ciudad de México, y también a la exposición de Manuel Felguérez con 34 obras recientes, del 22 de marzo al 19 de abril pasado, en Beijing, donde el pintor y escultor zacatecano propuso: “En vista del significado que hoy tiene China, sería un honor que una de mis esculturas pudiese quedar en alguna de sus ciudades. A pesar de la distancia entre México y China, el arte es universal y no requiere de traducción.”

Comentarios