"Los vengadores": los antihéroes que deben salvar al mundo

lunes, 14 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Hace 30 años, al menos, cuando Súperman y Luke Skywalker reinaban en la pantalla grande, los súper héroes era modelos a seguir: alto sentido del deber, recogían gatos de los árboles, ayudaban a ancianitas a cruzar la calle, en fin… eran buenos, buenos, lo que se dice buenos. Pero de pronto, las cosas cambiaron… y la tendencia (en parte empujada por Alan Moore con su novela gráfica Watchmen) de la cultura pop fue: retratemos a héroes de carne y hueso, es decir, no existe el hombre bueno, bueno, bueno… todos tienen defectos. Así pues, Los vengadores (The Avengers, EU-2012; dirigida por Joss Whedon) corresponde a ese estereotipo: sus protagonistas son egoístas, engreídos, cínicos, algunos han cometido crímenes… ninguno se droga, pero sí le entran al alcohol, bueno, sólo Tony Stark (interpretado por Robert Downey Jr). La historia de la cinta va así: Loki (Tom Hiddleston), un dios nórdico, se roba un cubo de energía (el Tesseract, que por cierto salió en El capitán América) el cual utilizará para conquistar al mundo. Resulta que el cubo ese es capaz de abrir un portal a través del cual entrarán diversos seres de otro planeta. La organización de inteligencia y antiterrorismo, SHIELD, encabezada por Nick Fury (Samuel L. Jackson), a quien también vimos previamente desde Iron Man, recluta a diversos súper héroes Thor (Chris Hemsworth), Hulk (Mark Ruffalo), El capitán América (Chris Evans), La viuda negra (Scarlett Johansson). Hawkeye (Jeremy Renner). En fin, el meollo del asunto es que la indisciplina y egoísmo del grupo de héroes podrían poner en peligro la misión del rescate a la tierra. Los supuesto héroes son un montón de niños mimados que sólo piensan en ellos y ni si quiera se sienten con la responsabilidad de salvar al mundo. Incluso con sus defectos, estos sujetos tienen el poder para acabar con el mal, con todo y que sus virtudes morales estén en entredicho, todos tienen un cierto grado de locura e irreverencia que en otras años anteriores hubiera sido imperdonable. La historia es conmovedora en cuanto a trabajo de equipo y hermandad se refiere, y es entretenida. El armado del guión es interesante: a pesar de ser muchos personajes, su peso en la historia está bien repartido, y las historias secundarias son consistentes. Por otro lado, hay que reconocer el buen trabajo de los estudios por ir preparando a la audiencia para esta película, gracias a las cintas de Thor, Capitán América y Iron Man, que de alguna manera funcionaron como secuelas.

Comentarios