Astrid Hadad reina con su cabaret "heavy nopal"

lunes, 21 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Astrid Hadad, famosa mundialmente por sus espectáculos cabareteros de humor político y sátira patriotera llevará su grácil canto “heavy nopal” a los foros de la capital durante el 10° Festival Internacional de Cabaret 2012, invitada por Las Reinas Chulas, organizadoras del festejo. Egresada del Centro Universitario de Teatro de la UNAM a finales del siglo pasado cuando comenzó a realizar exitosas giras artísticas, la actriz y cantante de Chetumal, Quintana Roo, anunció sus actuaciones para la agencia de noticias Apro en el Teatro Bar El Vicio de Coyoacán, el Faro de Oriente y la plaza delegacional Milpa Alta. “Voy a hacer lo que sé hacer de cabaret, comenzando en El Vicio el 1° de junio, para presentar De Sonora a Yucatán, la gaviota y el gavilán, mi sátira de los personajes Kike Gavilán (Enrique Peña Nieto), el candidato de imposición mediática empresarial y, por supuesto, La gaviota, aunque ya no queda mucho que hablar de ellos dos, creo que todo está dicho… Pero pienso que todavía el público se puede reír bastante de las circunstancias tan absurdas que estamos viviendo.” --¿A qué circunstancias se refiere usted, Astrid? --¿Yo? A nada –responde con burlona inocencia--… ¡A que todo va muy bien y funciona como reloj en este país, que hay justicia para todos en México, en donde no hay abusos ni corrupción, en donde vivimos en un mundo fantástico…! --Suena bastante irónica, Astrid. Perdone la comparación, pero sus palabras me recuerdan a las muy solemnes que pronunció pero con toda seriedad el expresidente Vicente Fox, sobre el México de hace seis años. --No, ¡para nada, hablo solamente con la verdad! –continúa pícara- ¡Es un país donde no se vive con mentiras, todo funciona gracias a las leyes de Benito Juárez perfectamente, no hay diferencias de clase ni hay pobreza y la Constitución se respeta totalmente! Voy a hablar algo de este maravilloso ejercicio de democracia que estamos viviendo en estos tiempos De Sonora a Yucatán, la Gaviota y el Gavilán… Se trata de un espectáculo musical “como los que yo hago con mi propia confección de vestidos y mis músicos del trío Los Tarzanes (Omar Ortiz director musical; Leonel López y Marco Antonio Manrique), aunque la genial Sibila de Villa (Flor de Metal) que siempre me acompaña no va a estar ahora tocando, porque se halla recuperándose”. --¿Qué ha cambiado desde las carpas con Cantinflas y Palillo al teatro y la música de cabaret suyo, o el de Las Reinas Chulas? --¡Que ahora tenemos internet y ya no leemos las noticias en los periódicos porque nos llegan por internet! Astrid estalla en risas, ladea su coqueto sombrero rojo naranja y agrega: “Quizá haya un poco menos de censura, sin que eso quiera decir que no la haya. Porque estamos viendo cómo los grandes monopolios siguen ejerciendo la censura y se les sigue permitiendo hacerlo tranquilamente como sucedió ahora con lo del debate presidencial del domingo. Dijeron no a AMLO y fue no, nadie hizo nada porque ahora el poder no es de los políticos cuando ahora ya sabemos que los que gobiernan son los empresarios, aunque parezca que nadie se ha dado cuenta, ni aquí ni en Europa. “Y por supuesto, lo que estamos viendo aquí es que la voluntad de unos cuantos empresarios mediáticos es la que va a imponer en la silla presidencial al candidato que más a ellos les convenga.” --¿Enrique Peña Nieto, del PRI? --Todos los sabemos. Pero como también sabemos que las cosas no van a cambiar mucho en México con quien impongan, así que es mejor reírse pues si no, una se amarga, y es mejor vivir la vida con humor que haciendo corajes. Tierra misteriosa Por las páginas web de Astrid Hadad pueden escucharse sus piezas, como “El tango del punto G”, del álbum ¡oh!, Diosas; el bolero y la descarga rumbera “Virgen de medianoche”, del CD Pecadora; “Lámpara sin luz” en vivo; la ranchera “El calcetín” del disco Ay!, “Babalú” de Corazón sangrante, y la canción con aires árabes “Tierra misteriosa”, del álbum del mismo nombre (http://www.astridhadad.com/ y http://www.myspace.com/astridhadadproductions), alegoría de los indígenas prehispánicos y nuestro país actual: Detrás del mar, adivinen qué hay; hay una tierra muy misteriosa, llena de frutos y de belleza, y que parece tener la riqueza. En esta tierra adivinen qué hay; hay un gran pueblo que es pagano, de plata y oro viste a sus dioses, pueblo brillante que es pueblo ingenuo. Altares de plata pura brillantes por delante, sangrantes por detrás; dame tu oro, dame tu plata, vacía tus venas, dame tu sangre, dame tus hijos y tus mujeres. Dame riquezas, dame placeres, dame la tierra y con firmeza, te haré feliz en tu pobreza. ¡Ay madre tierra, pobre madre...! …500 años han pasado, lo único que ha cambiado es que, ahora, a los saqueadores se les nombra gobernadores. ¡Ay, Madre tierra, ay, pobre madre…! Su video clip documental La tequilera, por Aurelie Semichon y Pierre Favre, ganador del Premio Internacional de Cine Mazatlán 2001 puede verse en You Tube (http://www.youtube.com/watch?v=OutdQW_jz0g). “La cocainómana” del Trío Matamoros --¿No cantará nuevas canciones en De Sonora a Yucatán…, Astrid? --Sí, voy a escarbar en canciones que hace mucho que no canto, eso es lo que más me gusta porque normalmente hace una espectáculos ya con un formato como el que estoy haciendo ahora y se llama Tierra misteriosa que acabo de llevar a Colombia. Entonces voy a hacer una selección de canciones antiguas que no había cantado desde hace muchísimo, entre las que está “La cocainómana” que cantaba el Trío Matamoros en la Cuba de 1929. Era una cocainómana consuetudinaria que le entregó su alma a la voluptuosidad para vivir soñando una vida imaginaria para sufrir viviendo una vida de verdad. La conocí una noche de lúbricos placeres en una burda infecta de un trágico arrabal, ella era la elegida entre todas las mujeres sensuales y lascivas del dios del bacanal. No quiero más cocaína, no me quiero envenenar. Yo quiero vivir, Celina, sufriendo la vida real. ¡No quiero coca, que me sofoco! A mí la coca, mamá, me pone loco… “Es como un son montuno de Miguel Matamoros. Así que esto es lo que más me emociona, que cuando hago este tipo de espectáculos, puedo variar ora sí que a capricho la secuencia y puedo cantar otro tipo de canciones, sobre todo. Eso me tiene muy contenta.” --Habla de cosas terribles, Astrid… --Sí, pero a la vez espero que mi espectáculo sea muy divertido y que tenga mucho humor, además. Esa canción de “La cocainómana” no la canté en Colombia, porque allá llevé Tierra Misteriosa, pero ahora esperemos que venga la gente a vernos al Vicio, al Faro de Oriente y a Milpa Alta, apoyando el 10° Festival Internacional de Cabaret. Que es gozar un sufrimiento, el sufrimiento es el goce; cuando más grande es el goce, mayor será el sufrimiento. Asimismo, Astrid Hadad invita al público para que visite la exposición de vestidos que ella ha confeccionado para sus espectáculos desde 2012, hasta el 25 de junio, en el Museo Universitario del Chopo (Enrique González Martínez #10, Santa María la Rivera, Ciudad de México), cuyo nuevo director Pacho, ex baterista de Maldita Vecindad, fue nombrado la semana pasada por la UNAM.

Comentarios