"Revolucionó Fuentes la forma de hacer novelas", destacan en Nuevo León

lunes, 21 de mayo de 2012
MONTERREY, N.L. (apro).- Hombres de letras regiomontanos destacaron el legado del escritor mexicano Carlos Fuentes, fallecido el martes 15, pues “fue un revolucionario” en la forma de hacer novelas en el país. Gerson Gómez, autor del libro de relatos Ordinaria locura, señaló que con La región más transparente, Fuentes vino a trastocar la inercia de las novelas latinoamericanas, que se centraban en continuar modelos como el del realismo mágico. “Si no hubiera sido por las características de La región más transparente, como novela urbana difícilmente alguien en ese tiempo hubiera podido interpelar o romper lo que en ese tiempo se producía, que era el realismo mágico o textos más provinciales”, comentó. El cronista regiomontano encuentra en La región más transparente, dada a conocer en 1958, una respuesta a El laberinto de la soledad, publicado en 1950, y en el que Octavio Paz se quejaba de la carencia de modelos urbanos de literatura. “Cuando Paz escribió El laberinto…, el México moderno carecía de un novelista importante que hiciera trabajo en la ciudad y Fuentes lo hace con La región…, que viene a darle una respuesta a Paz, que decía como reproche que no había quién hiciera trabajo sobre temáticas de la ciudad”, dice Gómez Salas. Por su parte, Mario Cantú Toscano, dos veces premio nacional de dramaturgia, reconoció el valor de La muerte de Artemio Cruz, que fue una de las novelas que propuso una nueva forma de presentar relatos y que, con los años, fue arquetípica entre las generaciones sucesivas. “Quizás no sea su mejor trabajo, pero La muerte de Artemio Cruz, desde mi opinión subjetiva, presenta una revolución estructural por la forma de narrar, por la mezcla de tiempos, pero también desde el punto de vista del narrador, como lo hizo en esa obra, narrando el futuro en segunda persona”. Por su parte, Hugo Valdés, autor de Monterrey News, encontró en el escritor mexicano una voz que mostraba en su totalidad al México que le tocó vivir. “Carlos Fuentes me marcó con su novela La región más transparente. Era inevitable ante aquel despliegue de ambición y talento puestos al servicio de la recreación de la ciudad más grande del planeta, con un elenco amplísimo que abarcaba todas las clases sociales”, resaltó el también autor de El crimen de la calle Aramberri.

Comentarios