El Museo de la Ciudad de México se llamará Carlos Fuentes

martes, 22 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- A iniciativa del jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, el Museo de la Ciudad de México llevará el nombre de Carlos Fuentes, en honor al escritor y diplomático fallecido la semana pasada. En el marco de un homenaje en honor al autor de La región más transparente y Artemio Cruz, Ebrard aclaró la Secretaría de Cultura se encargará de hacer las gestiones necesarias para cambiar el nombre al recinto que funciona como museo desde 1960. La construcción del Museo data de 1536. Está ubicado sobre la avenida Pino Suárez, en el número 30 y a dos cuadras de la Plaza de la Constitución. Desde su construcción, el edificio ha sido remodelado y modificado en varias ocasiones. Primero fue el palacio de los Condes de Santiago de Calimaya hasta que, en 1931, el inmueble fue catalogado como patrimonio nacional. Posteriormente, en 1960, el entonces Departamento del Distrito Federal emitió un decreto para convertirlo en sede del Museo de la Ciudad de México. Para adecuar al edificio a su nuevo uso, el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez llevó a cabo una remodelación, con la que convirtió las antiguas habitaciones en salas de exhibición. Actualmente el museo alberga cuatro salas para exposiciones temporales, una sala de exposición permanente: “Todo cabe en una cuenca acerca de la historia de la Ciudad de México”. También está del estudio del pintor Joaquín Clausell en la planta alta del inmueble denominado "El Clausellito", en donde se encuentra el mural más representativo del pintor impresionista y que funciona también como una pequeña sala en donde se realizan exposiciones temporales de artistas contemporáneos. El museo cuenta con la biblioteca Jaime Torres Bodet (que tiene el mayor acervo bibliográfico acerca de la Ciudad de México), la librería +del Pórtico, y el patio central del recinto en donde se llevan a cabo conferencias y presentaciones, así como eventos artísticos y culturales. Durante la ceremonia realizada en honor al autor de La muerte de Artemio Cruz, se inauguró una exposición fotográfica con 63 imágenes tomadas por destacados fotógrafos: Héctor García, María García, Paulina Lavista, Pedro Meyer y Rodriga Moya. Por su parte, el tenor Fernando de la Mora interpretó, un aria de la Ópera Santa Anna, escrita por Carlos Fuentes y musicalizada por José María Vitier, acompañado de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México. Después se presentó el video "Yo soy Carlos Fuentes", en el que se presentan fragmentos de entrevistas, discursos, películas y montajes en las que participó el escritor mexicano. En su turno, las escritoras Elena Poniatowska y Verónica Murguía leyeron textos breves en los que hicieron alusión a la relación personal que mantuvieron con el autor de Aura, y a la admiración que sienten por él. La actriz María Rojo cerró el festejo con la lectura de la Primera Carta de Rosario de la novela La silla del Águila, mientras que el dramaturgo, Luis de Tavira, leyó fragmentos de la novela La muerte de Artemio Cruz.

Comentarios