Música: María Alejandres triunfa en Miami

jueves, 3 de mayo de 2012
MÉXICO, D.F. (Proceso).- María Alejandres es un prodigio de soprano que nació el 27 de marzo de 1984, en México, D.F., hija de Archil Katzarava (Georgia, URSS) y la mexicana Velia Hernández, quienes tocaron el violín en la Orquesta Sinfónica Nacional por 30 años. María aprendió música en casa, con su padre. “Él nos enseñó violín y piano desde que yo tenía tres años, a mi y a mis hermanos Lela e Irakli, quienes son también músicos profesionales. Llevé por más de 15 años el violín como carrera”, declara la soprano a Proceso y añade: “Tuve el gran anhelo de ser médico, casi ingreso a la UNAM. Pero al pensar que le había invertido a la música todos los años de mi infancia, y la energía de una carrera seria, decidí olvidarme de la medicina, no me arrepiento. Un muy querido doctor me dijo: ‘Nosotros somos los que curamos el cuerpo, pero ustedes los artistas curan el alma’.” Entre los maestros que le enseñaron a cantar se encuentran la destacada soprano mexicana Rosario Andrade, con quien comenzó a los 15 años. Ella descubrió su voz, “me enseñó cuánta magia se puede encontrar en el canto”. Después vinieron Gabriel Mijares y Luisa Besrokova. Pero también el tenor Ramón Vargas fue clave en su vida: “Me apoyó desde los inicios de mi carrera, y he tenido la oportunidad de alternar en innumerables conciertos y óperas. Este 15 de septiembre cantaré con él en el Auditorio Nacional.” —¿Cómo vino la fama? —Un portal importante fue sin duda el concurso anual Operalia de Plácido Domingo. Eso me ayudó a impulsar mi carrera. En 2008 en Quebec obtuve el primer lugar en ópera y zarzuela. Pero la fama no se crea en un día, ni se obtiene ganando un concurso, llega con el tiempo, con la experiencia, hay que ser un perfeccionista y tener los pies bien puestos en la tierra. Operalia me permitió que varias casas de ópera me conocieran, ahí en una de las eliminatorias me contrataron para cantar en Francia y en el Covent Garden de Londres la Juliette (de Romeo y Julieta). Ha sido un largo proceso que comenzó desde niña, mucho antes de Operalia, he tenido que picar piedra para poder llegar, ¡y lo que aún falta! María Alejandres cuenta aproximadamente con 25 óperas en su repertorio y ha triunfado en teatros tan importantes como La Scala de Milán, el Royal Opera House de Londres, la Arena de Verona. Próximamente volverá a la Scala para cantar Manon de Massenet, y después Gilda del Rigoletto de Verdi en 2013. En estos días está interpretando Romeo et Juliette en el Adrienne Arsht Center for the Performing Arts, de Miami Florida Grand Opera, donde alterna con el tenor Sébastien Guèze. Estará en Europa a finales de año. También próximamente tendrá su t en el teatro de Champs Elysées de París. En el 2013 en Estados Unidos cantará por primera vez La Travista, de Verdi. Desde hace cuatro años María Alejandres radica en Milán; en diciembre del año pasado actuó en la ópera Fidelio de Beethoven en el Palacio de Bellas Artes. “Mi México amadísimo es un país musical por naturaleza —remata—. Sé que disfrutamos la ópera, por ejemplo, pero siempre hace falta más apoyo del gobierno para llevar más lejos la cultura y que no se quede sólo en un pequeño círculo de gente que aprecia las artes.”

Comentarios