10º Festival Internacional Titerías

martes, 5 de junio de 2012
MÉXICO, D.F., 4 de junio (apro).- El pasado 27 de mayo inició la edición número 10 del Festival Internacional Titerías, organizado por la compañía mexicana Marionetas de la Esquina que encabezan los maestros Lucio Espíndola y Lourdes Pérez Gay, con el propósito de impulsar el arte de los títeres en México. Se trata sin duda del festival más importante de nuestro país en su género, ya que no sólo ofrece espectáculos escénicos de calidad, nacionales y extranjeros, sino que se ocupa también del perfeccionamiento del trabajo de los titiriteros y la formación de nuevos. Otro de sus intereses es la generación y desarrollo de público, así como la difusión y utilización del títere en ámbitos no artísticos. A lo largo de 10 años, por el festival han pasado diferentes expresiones del arte del títere y, en un corte de caja de su primera década de existencia, se puede decir que los títeres tienen una presencia más fuerte y de mayor calidad en el teatro mexicano. A decir de los fundadores de Marionetas de la Esquina, diversas compañías jóvenes han optado por este género, utilizándolo tanto en el teatro para niños como en el de adultos. La técnica más utilizada es el títere de mesa con manipuladores a la vista. En otros casos participan en la historia en diferentes niveles dramáticos: como cuenta cuentos, testigos de la historia o, incluso, personajes. La mezcla de títeres y objetos es otro estilo muy recurrente, con la utilización de piedras, juguetes mexicanos, alambres, figuras geométricas, utensilios de cocina, objetos de baño y telas, entre muchos otros. Por desgracia los textos dramáticos no han tenido el mismo desarrollo aún para acompañar estas exploraciones plásticas. En el terreno de la dramaturgia para títeres se siguen atestiguando principalmente dos vertientes: sketches e historias. Los primeros --afirma el maestro Lucio Espíndola-- permiten a los titiriteros mostrar las habilidades que pueden desarrollarse con las técnicas de títeres que utilizan. Los números o pequeñas escenas son estructuradas como números de cabaret o de la carpa mexicana: juegos, chistes, canciones, y, en caso de los trabajos para niños, exploraciones de los juegos infantiles o situaciones de los mismos. En el caso de las historias --considera Espíndola-- éstas han dado un importante paso: casi no vemos versiones o adaptaciones de los cuentos clásicos. Hay cada vez más historias originales de niños y para niños. Historias que quieren abordar sus problemáticas utilizando al títere como representante de ese niño. Otras compañías han optado por hacer versiones libres de libros de autores extranjeros, principalmente europeos que actualmente están de moda. De todo ello da cuenta el 10º Festival Internacional Titerías, cuyas actividades se prolongarán hasta el 3 de junio con funciones en los teatros Sergio Magaña, Benito Juárez y Orientación, así como en diversos espacios abiertos y cerrados en las 16 delegaciones de la Ciudad de México. La programación está integrada por doce espectáculos, cinco extranjeros y siete mexicanos. De Argentina participa el prestigioso titiritero Fernán Cardama con sus Historias de media suela; de España el grupo asturiano Kamante Teatro con la obra Que viene el lobo, La Puntual y su afamado espectáculo Melodama, The Bag Lady Theatre con Bag Lad, y de Rusia Víctor Antonov con El circo sin hilos. La programación completa y horarios pueden consultarse en www.titerias.com

Comentarios