Actualidades escénicas: "Intríngulis" y el grupo independiente Celesterra

martes, 5 de junio de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Año 2017, en algún lugar de México. La guerra contra el narcotráfico está oficialmente perdida. En una unidad habitacional completamente copada por la delincuencia, se esconden dos hermanas estrictamente vigiladas que huyen de la justicia por un crimen que presuntamente cometieron. Sólo que una de ellas quiere escapar a toda costa y la otra, confundida, pretende pactar. ¿De qué lado estarías si todo está perdido? La obra, creación de Saúl Enríquez, es un montaje del grupo independiente Celesterra. Teatro en Movimiento, bajo la dirección de Antonio Algarra, que se presenta en el Sótano del Teatro Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura de la UNAM cada miércoles desde el pasado 23 y hasta el 27 de junio. Su concepto escénico, iluminación y vestuario son de Tenzing Ortega, y las actuaciones de Alan Uribe, Alicia González, Carlos Román, Francisco Mena, Mishell Ordóñez y Karla Rubio. Celesterra, Teatro en Movimiento nace en 2010 fundada por los actores Mishell Ordóñez, Alan Uribe y Alicia González, a partir de la necesidad de generar propuestas teatrales que respondan a las inquietudes genuinas de quienes se involucran en el acto teatral. Interesa a la compañía hacer algo más que teatro, tener algo de qué hablar, y que su voz refleje honestidad. Fue por eso que reunida con el dramaturgo Saúl Enríquez para charlar sobre las inquietudes del equipo, localizar los intereses en los que coincidimos, y generar un texto a partir de ellos. El resultado es Intríngulis, es decir, un llamado a la precaución, un vistazo al México que nos espera a la vuelta de la esquina si no decidimos abandonar el tren y replantear nuestro camino. Apenas un presentimiento puesto en la escenificación de un cómic sombrío. Intríngulis reúne el trabajo de un dramaturgo mexicano sensible a las circunstancias que vivimos; un director en constante búsqueda de un lenguaje directo y contundente que comunique al espectador; un equipo de actores y creativos comprometidos con su quehacer profesional, y un espacio alternativo que aporta a la obra atmósferas, imágenes y texturas que complementan la experiencia de la representación, y a la vez nos brindan la posibilidad de trascender los espacios convencionales, las paredes del acuerdo teatral, y situar al espectador en una realidad tangible que rompe la sensación de distancia que crean los medios de comunicación y que sólo nos conducen a la indiferencia. Como compañía independiente, Celesteterra sabe que la lucha por encontrar recursos y espacios es agotadora, pero también descubre que cada logro implica la enorme satisfacción de sentir en sus manos la posibilidad de aportar al arte mexicano propuestas libes de cualquier filtro institucional. En un país en el que los conceptos de justicia, democracia y libertad han sido rebasados por la crudeza de las cifras de vidas perdidas y riquezas materiales que la delincuencia cobra diariamente, queda encontrar un refugio, una trinchera desde la cual gritar consignas de paz. Celesteterra ha encontrado un altavoz en el quehacer teatral, no sólo durante la representación sino en el proceso entero de proponer, producir, gestionar y difundir el arte con el único propósito de ser honestos con su búsqueda y comprometido con su profesión. -------------- (*) Licenciada en Actuación por la Escuela Nacional de Arte Teatral.

Comentarios