El MoMA en Bellas Artes

martes, 14 de agosto de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Cuando se recorre la exposición Expresionismo alemán: el impulso gráfico. Obras maestras The Museum of Modern Art, New York, expuesta desde el pasado 4 de julio en el Museo del Palacio de Bellas Artes, no puede dejar de evocarse en algunos cuadros a artistas mexicanos como Pablo O’Higgins o Leopoldo Méndez. Y es que a decir de la investigadora Roxana Romero, egresada de la carrera de arte y museóloga, varios fueron los creadores mexicanos que abrevaron de los alemanes, entre ellos José Clemente Orozco. Proveniente del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), en donde se exhibió durante 2011, esta exposición reúne 249 obras de 24 artistas, entre ellos Wassily Kandinsky, Ernst Ludwig Kirchner, George Grosz, Oskar Kokoschka, Emil Nolde, Egon Shiele, Max Beckmann y Kathe Kollwitz. Se muestra fundamentalmente obra gráfica pero hay también óleo, carteles, libros y revistas para dar cuenta del origen y desarrollo de este movimiento nacido en las primeras décadas del siglo XX en Alemania y Austria, principalmente. La colección se presenta en el primer piso, dispuesta en siete módulos temáticos, a los cuales precede una introducción: Brücke, Der Blaue Reiter, Expresionismo Austriaco, Desarrollo del Expresionismo, Guerra, La Política de la Posguerra, y la Sociedad de la Posguerra. Se explica en la primera parte que el expresionismo dio origen a un renacimiento “sin precedentes” de las artes gráficas, en donde confluyeron cuestiones estéticas, sociales, políticas y comerciales: “El expresionismo incluyó una gama de individuos y grupos que empleaban formas distorsionadas y colores exagerados para acentuar el contenido emotivo de sus imágenes. El grabado en madera, con sus líneas toscas y su llamativa estética plana y ‘primitiva’ constituyó el medio privilegiado del movimiento en el que también se revaloró el aguafuerte y la litografía.” Surgió en 1905 en la ciudad de Dresde con un grupo de artistas llamado Brücke, entre quienes se encontraban Erich Heckel, Ernst Ludwig Kirchner, Max Pechstein y Karl Schmidt Rottluff: “El nombre de Brücke (puente) refleja el entusiasmo juvenil por cruzar hacia un nuevo futuro. Trabajaron juntos hasta 1913.” Se relata también el surgimiento en Múnich, en 1911, del grupo Der Blaue Reiter, dirigido por los pintores Kandinsky y Franz Marc, y su disolución al estallar la Primera Guerra Mundial en agosto de 1914. De hecho Kandinsky fue obligado a participar en los combates y Marc murió en el frente. Otra corriente del expresionismo fue la austriaca, representada fundamentalmente por Kokoschka y Shiele, que aunque “fueron rivales” coincidieron en el retrato y el desnudo, y “emplearon un lenguaje corporal cargado de sexualidad o psicología como medio para ahondar en la psique humana…” Antes de guiar un recorrido por esta colección de arte alemán, la investigadora Romero muestra la exposición Edvuard Munch: Simbolismo gráfico. Obras maestras, provenientes del mismo museo neoyorquino, pues –enfatiza-- es el antecedente no sólo histórico, sino estilístico, del expresionismo alemán. Nacido en Loten, Noruega, el 12 de diciembre de 1863 el autor de la famosa obra El Grito es considerado un precursor del expresionismo pues pintó deformando y exagerando las formas para darles mayor expresividad. La exposición en Bellas Artes reúne por primera vez en México una selección de 26 obras en grabado y técnica mixta. La obra de Munch no se había expuesto antes en el país. La colección, curada por Starr Figura, curadora asociada del MoMA, se agrupa en temas relacionados con la personalidad del pintor: melancolía, amor, relaciones humanas y ansiedad. Ambas exposiciones estarán abiertas al público hasta el próximo 2 de septiembre. Queda, pues, poco tiempo para verlas.

Comentarios