Con aplausos dan último adiós a Ernesto de la Peña

martes, 11 de septiembre de 2012 · 23:54
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Con una ovación, la comunidad cultural despidió hoy en un homenaje de cuerpo presente en el Palacio de Bellas Artes al escritor Ernesto de la Peña. El erudito mexicano de 84 años falleció el lunes mientras dormía. Hace unos días apenas recibió en El Colegio de México el Premio Marcelino Menéndez Pelayo y dictó una conferencia magistral sobre El Quijote. En el acto hablaron, además de las autoridades culturales, Consuelo Sáizar y Teresa Vicencio, responsables del Conaculta y del INBA, respectivamente, los poetas Jaime Labastida y Eduardo Lizalde. El primero, además director de la Academia Mexicana de la Lengua, se refirió al traductor de textos sagrados como los cuatro evangelios directamente del griego clásico, El centro sin orilla y Las estratagemas de Dios por la vastedad y multiplicidad de sus conocimientos: “Textos leídos de lenguas que carecen de parentesco entre sí, movimientos constantes entre lenguas muertas y lenguas vivas, oscilancias que van del sánscrito, al griego y al latín, del árabe al arameo, del español y al francés. Toda esa vasta producción escrita es sólo la punta del iceberg porque en la profundidad del océano palpita una montaña de palabras dichas que se conservan en los archivos de la radio y la televisión”. Por su parte, Lizalde, quien compartía con De la Peña un programa  de ópera en TV UNAM, leyó un fragmento del poema del políglota y traductor del Nuevo Testamento La balada señaló: “No sólo desaparece un hombre excepcional sino, con él, todos los enormes tesoros que con su prodigiosa memoria guardaba en su cabeza; desaparece Ernesto de la Peña, un pozo de sabiduría y una fuente de luz…”. Las guardias de honor fueron acompañadas del Cuarteto Carlos Chávez con obras de Manuel M. Ponce.  

Comentarios