"El mal de cerca", serie sobre asesinatos en History

martes, 4 de septiembre de 2012 · 11:59
MÉXICO, D.F. (apro).- History Latinoamérica lanzó el pasado 1 de septiembre la nueva serie El mal de cerca, en la que ofrece narraciones de crímenes que al parecer están de moda en varios canales de paga. Es un proyecto con historias de crímenes muy crueles, atrocidades inimaginables cometidos por personas comunes y corrientes. Según el programa, son “el vecino que te saluda a diario, el amigo que es el alma de cada fiesta o el colega que te brinda un café. A la larga, todos son capaces de matar, violar o mutilar. Ellos viven en nuestra vecindad: lucen, hablan y se comportan como nosotros, pero en realidad son monstruos, llenos de maldad, y sus crímenes han conmocionado al mundo.” Se trata de testimonios de las personas que conocían, amaban y confiaban en quienes resultaron ser criminales despiadados. Quizá es la diferencia con las demás series, donde hay policías investigadores que atrapan al asesino, otras hablan sólo de los matones o el crimen organizado o se destacan los avances de la tecnología para investigar un asesinato, en fin. Lo sorprendente es que estos proyectos alcanzan ratings muy altos. Y no se diga las historias de ficción policíacas que también atrapan a un gran número de televidentes. Al público le atrae la morbosidad y la sangre. Entre más sangre se vea, mejor; lo preocupante es que pasan a todas horas y los niños están ahí sin ningún problema. No hay regulación para las cadenas de paga en torno a estos temas, sólo ponen un aviso de que es para adultos, pero esos programas son de fácil acceso. En El mal de cerca se escuchan a los familiares, amigos y vecinos, además de los detectives y fiscales. “Ellos revelan el horror convertido por lo inesperado en algo aún más infame”, se señala. La sorpresa es que History es quien lo programa. Este canal de televisión surgió el 1 de enero de 1995 con la finalidad “de presentar programas de producción propia relacionados con eventos históricos y personas así como recreaciones y entrevistas a testigos, frecuentemente con observaciones y explicaciones a cargo de historiadores”. Ahora ya no ofrece la historia del mundo, sino que muestra realitys muy simples como de valuadores de piezas, maratones, cazadores de tesoros, juegos, súperhumanos, en fin, pero muy banales. Además, ha dejado a un lado la ciencia y tecnología, donde también aportaba datos e información interesante. Han perdido el interés por el documental o los proyectos periodísticos. Podrían muy bien armar un equipo de historiadores capaces de recorrer el pasado de manera dinámica, mas no superficial ni con historias amarillistas. La investigación seria de hechos se ha perdido. Debería History retornar esos objetivos.

Comentarios