Diseños en plata de William Spratling en el Franz Mayer

martes, 15 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Legado en Plata es el nombre de la exposición que actualmente se exhibe en el Museo Franz Mayer y que reúne cerca de 400 piezas en muebles, joyería, objetos decorativos, fotografías y bocetos del diseñador estadunidense William Spratling (1900), quien se instaló definitivamente en Taxco, Guerrero, desde 1929. El trabajo del artista dejó marcado sin duda al diseño en plata mexicano del siglo XX. Esta exposición es una oportunidad para conocer a fondo su labor y su legado. La muestra está dividida en cuatro núcleos temáticos. La investigación estuvo a cargo de Ana Elena Mallet, Paulina Sotomayor y Alejandro López, con el apoyo de las hermanas Ulrich. En primer lugar se encuentra el Taller las Delicias, que va de 1931 a 1941; el artista había viajado por Francia, Italia, Egipto y Grecia y, en 1926, viene a México y regresa en 1927, para impartir un curso de arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México. Conoce a personajes como Frida Khalo, Diego Rivera. Edward Weston, Tina Modotti, entre otros. Estos encuentros y las posibilidades de desarrollarse en nuestro país lo motivan para instalarse definitivamente en Taxco, donde aprende el oficio de los artesanos y plateros de la zona. Experimenta con diferentes técnicas y materiales, elabora sus primeras piezas de joyería como anillos, aretes y hebillas, y en 1933 empieza a trabajar diseños de muebles en cuero y madera. Así como objetos de plata, candelabros en cobre, etc… El artista es invitado a Alaska, de 1947 a 1951, donde capacita a artesanos para trabajar con diferentes materiales locales como el jade, pieles, carey y oro; esta experiencia sin duda es fundamental en su trayectoria, sus propuestas se solidifican y se enriquecen, su carrera como diseñador está consolidada, cobrando impacto internacional con varias personalidades del espectáculo, políticos, empresarios y coleccionistas, quienes acuden a Taxco para adquirir sus creaciones. Desde 1951 hasta su muerte en 1967, Spratling reside y tiene su taller en Taxco el Viejo. Registra su marca como Spratling Silver, creando una novedosa joyería, orfebrería y esculturas con diferentes materiales, como la concha nácar, malaquita, lapislázuli, ónix, oro y muchos materiales que le ofrece nuestra cultura. Durante esta época trabaja con artesanos como los hermanos Castillo, con los que comparte experiencias creativas para después marchar cada uno por su parte. Después de su muerte vienen sus sucesores en 1979 hasta la fecha; uno de sus coleccionistas el italiano Alberto Ulrico, quien adquiere sus derechos y firma para continuar con la producción y el legado, quedando a cargo las hermanas Consuelo y Violante Ulrico, que producen las líneas Stefano 18 y JV, respectivamente. La familia Ulrich otorga en comodato por un periodo de 10 años al museo mil 583 piezas en joyería, esculturas y objetos decorativos, así como bocetos, documentos y fotografías que sin duda permitirán continuar con el estudio de la obra de este gran artista que permitió valorar la platería mexicana tanto a nivel nacional como internacional. La exposición permanecerá abierta al público hasta el 17 de febrero del 2013. La ubicación del museo es Av. Hidalgo 45, Centro Histórico, Ciudad de México.

Comentarios