Investigadores del INAH rechazan consulta para el teleférico en Puebla

lunes, 28 de enero de 2013

PUEBLA, Pue. (apro).- Investigadores y especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) pidieron al titular de esa dependencia, Sergio Arroyo García, ordenar de una vez por todas la cancelación de la construcción del teleférico en esta ciudad y no tratar de “regularizarla” con una consulta ciudadana.

A través de un escrito, los trabajadores del Centro INAH Puebla cuestionaron el anuncio que hizo este Instituto de que llevará a cabo una consulta ciudadana para determinar si otorga o no los permisos para la construcción del teleférico que ya inició el gobierno estatal, pero que se encuentran detenidos por orden de un juzgado federal.

En ese sentido, aseguraron que pretender darle salida al conflicto del teleférico con una consulta ciudadana, significaría validar la práctica del gobierno local de iniciar obras sin los permisos correspondientes y luego “regularizarlas”.

“Indicando para ello sólo algunos ajustes y encubriendo los daños causados por éstas, como sucede en Puebla, sería sumamente grave para la credibilidad del INAH -tan puesta en duda a nivel nacional por la negligencia con que ha actuado en numerosas afectaciones a nuestros bienes culturales-, que se fomentara de este modo la cultura de la ilegalidad y por ende la impunidad”, añadieron.

A su juicio, ni el INAH ni el Consejo de Monumentos pueden omitir el cumplimiento cabal del marco normativo y legal al que están obligados.

“La Ley no se negocia, ni se somete a consultas, se cumple ¿O debemos admitir que vivimos en la anomia total? ¿Con qué autoridad moral podría el INAH seguir adelante y exigir al resto de la sociedad el cumplimiento de las leyes que protegen el patrimonio, si él mismo las está quebrantando en el caso aquí comentado y en otros más? ¿Acaso existe un marco jurídico distinto cuando de instancias gubernamentales y empresas se trata?”, cuestionaron.

Los investigadores pidieron “respetuosamente” al nuevo titular del Instituto en el que trabajan, congruencia entre su discurso y su actuación.

Insistieron en que existe un sustento legal para ordenar la cancelación de la obra, y el desmonte de las tres torres metálicas y la demolición de las estructuras de concreto que parcialmente ha levantado ya el gobierno poblano, así como para exigir la restitución de la casa del Torno que fue demolida en el Barrio del Artista.

“La resolución judicial de suspensión definitiva a la obra en proceso, en el predio que ocupó la casa del torno”, aclaran, “es un logro de organizaciones civiles preocupadas por el patrimonio y no del INAH, lo cual es vergonzoso. Nos queda consolidar ese logro, cumpliendo con el deber institucional”.

Comentarios