¿Qué les pasa calabazas?

martes, 29 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Pues no, no los entiendo, mamíferos pensantes, por lo que no puedo explicarme muchas de sus conductas. Por ejemplo, desde hace unos años a la fecha, no pocos de sus estudiosos de lo social, vienen diciendo que la era de la comunicación ya va de salida, que la está sustituyendo la del conocimiento, de ahí la importancia de la educación…si es así…car… caraj… ¡carambas!, como entender que haya gobiernos, como en estos días el de España, que quieran eliminar del plan de estudios de secundarias y preparatorias materias como las de ética, civismo e historia de la filosofía… y encima reforzar, mejorándolo, según su parecer, dicho plan con cursos obligatorios de religión católica, por supuesto, controlados por la jerarquía eclesiástica, y pagados por el Estado, esto es, con impuestos de los que no sean católicos, o no sean creyentes, ateos. Tales disposiciones, ante la experiencia de servidora, que llevan por cierto el pomposo nombre de Ley Orgánica para Mejoramiento de la Calidad Educativa, así como el siguiente comentario de que las eliminación de los cursos de filosofía es para que los estudiantes “no pierdan el tiempo”, emitido por el honorable Ministro de Educación, José Ignacio Wert, no son para servidora de ustedes, más que una solemne estupidez en el mejor de los casos… o un perversos e interesado plan con maña de particulares intereses. Vean por qué lo digo: por poco que se reflexione, esa reforma española de la educación… ¿por ignorancia, mala memoria o memez?...va contra la palabra de Cristo, la cual dice: “dar a Dios lo que es de Dios, y al Cesar lo que es del Cesar”. Igualmente, a la luz de las opiniones de filósofos y otros estudiosos de lo social, esa reforma española de la educación, no es más que dar pasos atrás, hacer retroceder 180 grados alas manecillas del reloj del tiempo, ya que…¿por falta de conocimiento, ineptitud o qué?... rechaza la visión que de una servidora tenía J. C. Herder, el cual me consideraba el camino natural que marcaba el progreso de la humanidad; desconoce la propuesta de A. N. de Condorcet, que me percibía como la senda de la perfectibilidad de la criatura humana;: igualmente, desdeña la teoría del conde de Volney, que me tenía como una serie de sucesivas etapas del perfeccionamiento de su especie, de los humanos y que afirmaba que cuanto más primitivos eran los pueblos, sus intentos por explicar y entender a servidora son más imperfectos; asimismo niega o pone en tela de juicio la afirmación axiomática de B. Croce, el cual me estima como una hazaña de la libertad… a este propósito de la libertad, me pregunto si el Estado español, que presume y proclama ser democrático, también hará obligatoria… y también pagará …la enseñanza de las creencias de otras iglesias cristianas no católicas, las del Islam o de cualquier otra minoría religiosa que profesen sus ciudadanos, para con ese hecho demuestre que es incluyente, respetuoso y equitativo con las minorías y de la libertad de expresión de las mismas, esto es, insisto, de ser lo que dice ser : un Estado democrático. Cualquiera que me frecuente, sabe que los griegos de la Grecia Clásica fueron los primeros que en verdad filosofaron, que fueron, por así decirlo, los inventores de la filosofía, esto es, del analizar y cuestionar todo fenómeno, tanto material como mental, a la luz de la razón. Los pueblos anteriores a ellos, en modo alguno fueron ignorantes; tuvieron cultura, religión, sabiduría, pero no filosofía y la filosofía es importante por ser una ruptura con la verdad mágico-religiosa,. Con la verdad revelada, que por siglos, por milenios, que van desde los brujos y hechiceros de las primeras tribus, a los escribas, a los sacerdotes de las diferentes religiones que hubo antes de la filosofía griega; esa verdad revelada conformó los modos, el pensar y ser, de las costumbres, de los pueblos y culturas prefilosóficas. Luego tenemos otra verdad evidente: la que del filosofar, de buscar la verdad por medio del análisis y cuestionamiento de todo hecho por medio del razonar, dio origen a la ciencia, verdad buscada que mucho más y mejor que la verdad revelada, ha contribuido al progreso de la humanidad, y no pocas veces, como servidora lo muestra y demuestra, a pesar del rechazo, persecución e incluso muerte atroz de que fueron objeto individuos que, con sus descubrimientos y pensares, de algún modo ignoraron o contradijeron lo que la verdad revelada afirma. Por lo expuesto en la presente, considero que tengo la razón suficiente para decir a los actuales gobernantes del pueblo español: ¿Qué les pasa… calabazas? ¿O no es así, amables lectores del a misma? Sin más por el momento y siempre a sus órdenes. LA HISTORIA

Comentarios