El Nobel de Literatura a Alice Munro eleva el cuento al Olimpo

jueves, 10 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El Nobel de Literatura que obtuvo hoy la canadiense Alice Munro es un premio al relato como género, a decir de Andrés Ramírez, director literario de Randhom House Mondadori, sello que distribuye desde 2011 las obras de la cuentista galardonada en nuestro país. “Al premiarla se premia el relato como género, es una escritora de cuentos —sólo ha publicado una novela La vida de las mujeres (1971), que por cierto es autobiográfica—. Es una magistral cuentista, dedicada exclusivamente a este género, y el mérito que tiene es ése, pues sólo se ha dedicado a este género en toda su vida, la calidad de sus cuentos es soberbia. “En el mundo de la industria editorial se publica muy poco sobre este género, así que premiar a Munro es de lo más extraordinario”, explica Ramírez. La vida de las mujeres, Amistad de juventud (1990), Demasiada felicidad (2010) y Las lunas de Júpiter (2010) son las ediciones que se han distribuido a través de Randhom House Mondadori en nuestro país, mismas que a raíz del premio se reeditarán tanto las correspondientes a la editorial Lumen como al sello DeBolsillo, según comentó el director literario y autor de dos obras de poesía. “En dos semanas más habrá reedición de las obras publicadas en México, y Mi vida querida (2013), que es un libro de relato que íbamos a sacar a principios del siguiente año, lo adelantaremos para éste.” Munro, quien fue anunciada como “La maestra del relato corto contemporáneo” por Peter Englund, secretario permanente de la academia sueca del Nobel, es la primera autora canadiense y la decimotercera mujer en recibir el premio. Nacida en Ontario en 1931, inició su carrera literaria en 1950 con Las dimensiones de una sombra (The dimensions of a shadow) a la que siguieron otras de relatos como: El secreto del amor, Secretos a voces, Escapada o Demasiada Felicidad (que le valió el Premio Tormenta de España en 2011). En sus inicios vendía cuentos y relatos para la radio pública canadiense. Reconoció la influencia de escritoras como Katherine Anne Porter, Flannery O’Connor, Carson McCullers y Eudora Welty, y de autores de la talla de James Agee y William Maxwell. De los 13 libros que ha publicado se conocen en castellano: Las lunas de Júpiter (1982),Progreso del amor (1986), Amistad de juventud (1990), Secretos a voces(1994), El amor de una mujer generosa (1998), Odio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio (2001), Escapada (2004), La vista desde Castle Rock(2008) y Demasiada felicidad, conocida en 2009. Un rasgo particular en las obras de la canadiense es que la locación geográfica es siempre la misma: el “condado de Munro”. Gracias a ello muchos críticos la han comparado con grandes narradores de Estados Unidos como William Faulkner o Flannery O´Connor. Munro, de 82 años, ha recibido varios premios literarios como el Governor General’s Literary Award, en 1978; el Canadian Booksellers Award of Lives of Girls and Women, el National Book Critics Circle Award, el Giller Prize, que obtuvo en 1998, y el Man Booker. Además, siete de sus obras han sido llevadas a la pantalla, especialmente a la televisión. El Nobel de Literatura está dotado con ocho millones de coronas suecas (922 mil euros o 1.3 millones de dólares), y le será entregado el 10 de diciembre en una ceremonia en Estocolmo, Suecia, el mismo día en que falleció Alfred Nobel (1833-1896). “Es muy justo premiar a esta mujer porque es una autora soberbia, creo que en el Nobel no se dejan presionar por lectores o cualquier otro poder fáctico, y en este año sí creo que se premia al relato por sobre todo, si hay un mensaje por ahí va, están premiando a la brillante obra de Munro”, concluyó Andrés Ramírez. Los premiados de las ediciones anteriores del Nobel en literatura son el chino Mo Yan (2012); Tomas Tranströmer, de Suecia (2011); el peruano Mario Vargas Llosa (2010); la rumana Herta Müller (2008), y el francés Jean Marie Gustave Le Clézio (2007). El pasado lunes se entregó el Nobel correspondiente al campo de Medicina, compartido por los científicos estadunidenses James E. Rothman y Randy W. Schekman y al alemán Thomas C. Südhof. El martes se anunció el de Física, que fue para el físico belga François Englert y el británico Peter Higgs por la postulación de la existencia de la partícula subatómica conocida como bosón de Higgs. Y el miércoles el de Química, concedido al austríaco Martin Karplus, el sudafricano Michael Levitt y el israelí Arieh Warshel, por analizar la dinámica celular. El día de mañana se cierra el ciclo 2013 de los premios con el anuncio del Nobel de la Paz.

Comentarios