Dan a José Emilio Pacheco Premio de Poesía del Mundo Latino Víctor Sandoval

miércoles, 30 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F., 30 de octubre (apro).- El poeta y escritor José Emilio Pacheco obtuvo el Premio de Poesía del Mundo Latino Víctor Sandoval, junto con el poeta catalán Joan Margarit. El reconocimiento, que será entregado el próximo 10 de noviembre en el Museo José Guadalupe Posada de Aguascalientes, en el marco del XV Encuentro de Poetas del Mundo Latino, está dotado con 125 mil pesos. Dicho galardón fue instaurado en 2007 con el propósito de honrar la trayectoria de quien fuera director general del Instituto Nacional de Bellas Artes, el cual destacó no sólo como poeta, sino también como promotor cultural y creador de diversas instituciones en distintos lugares de la República Mexicana. El Premio de Poesía del Mundo Latino Víctor Sandoval fue otorgado a José Emilio Pacheco en reconocimiento a su obra, entre la que destaca La Sangre de las Medusas, un cuento de 20 páginas editado por Juan José Arreola dentro de su colección Cuadernos del Unicornio, en 1958. El primer poemario del ensayista, traductor, novelista, cuentista, cronista, periodista y crítico literario –considerado como uno de los escritores mexicanos más leídos, influyentes y reconocidos– apareció en 1963 con el título Los elementos de la noche, y ese mismo año vio la luz su texto de cuentos El viento distante. En 1966 se publicó El reposo del fuego, y luego vinieron Morirás lejos (1967), No me preguntes cómo pasa el tiempo (1970), El principio del placer (1972), Irás y no volverás (1973), Islas a la deriva (1976), Desde entonces (1979), Tarde o temprano (1980) y Las batallas en el desierto (1981). Pacheco también es autor de Miro la tierra (poemas de 1983 a 1986), Los trabajos del mar  y Fin de siglo y otros poemas (1984), Zona de desastre (1986), Ciudad de la memoria (poemas de 1986 a 1989), Tarde de agosto (1992), El silencio de la luna (1996), La arena errante (1999), Siglo pasado (2000), Como la lluvia y La edad de las tinieblas (2009). En agosto pasado, cuando el poeta mexicano recibió el premio Corona de Oro en el Festival Noches de Poesía de Struga, en Macedonia, se editó una antología prologada por Víctor Rodríguez Núñez. El crítico de origen cubano destacó que si bien Pacheco es uno de los escritores de la lengua española que más ha leído dentro y fuera de esa lengua, lo que lo hace poseedor de una verdadera erudición literaria, su obra no parece influida por ninguna otra poesía. “…no es un poeta neo-romántico ni neo-vanguardista que busque a toda costa la originalidad, esa quimera del intelectual moderno. Así las cosas, es casi imperceptible la impronta en esta obra de los poetas mexicanos del siglo XX, como Ramón López Velarde, Carlos Pellicer, José Gorostiza, Xavier Villaurrutia y Octavio Paz. “Y para sólo referirnos a poetas destacados de su generación en América Latina, no es un continuador de César Vallejo como el argentino Juan Gelman, ni un seguidor de Apollinaire como el cubano Fallad Jamís, ni un entusiasta del surrealismo como el venezolano Juan Calzadilla, ni un discípulo de Brecht como el salvadoreño Roque Dalton. En la obra de Pacheco sólo hay Pacheco, es decir, lo que realmente necesita para expresarse –‘Vidas de los poetas/ The Lives of Poets’, ‘La lengua de las cosas/ The Language of Things’, y ‘Como la lluvia/ Like the Rain’–. Ha sabido realizar una apropiación profunda de otras poéticas, ponerlas al servicio de sus intereses sociales y culturales, injertando en sí el mundo pero sin perder sus raíces”, puntualizó Rodríguez Núñez.  

Comentarios