El pintor irlandés Brian Maguire

miércoles, 6 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Los acontecimientos sociales que aquejan al mundo son de interés primordial para el artista irlandés Brian Maguire, quien actualmente expone en la Galería X Espacio, en la Ciudad de México. Los acontecimientos del conflicto entre Irlanda e Inglaterra, en la mitad del siglo pasado, cuando el  pintor tenía 18 años, han sido el motor para fijar su proyecto de pintura contemporánea. Bajo el título La semilla de maíz no es para cosechar y otros trabajos, el artista presenta obras donde retrata rostros como el de Salvador Allende, el de una trabajadora explotada en Indonesia y otra de jóvenes asesinados en el mismo país. Son rostros como muchos que habitan en el mundo y que han sido plasmados para denunciar realidades –como subraya el artista—para llamar la atención. Con un estilo neoexpresionista,  Maguire se detiene para dar voz a todos aquellos que han sido marcados por conflictos sociales y políticos. La selección para esta muestra incluye tres pinturas relacionadas con América Latina: el retrato de Allende resume la vivencia de muchos chilenos que se fueron a vivir después del golpe militar que lo derrocó. También se incluye la pieza Tommy Smith /Peter Norman, que plasma el saludo de Black Power en los juegos Olímpicos  de México 68, y  La Casa que Canta, que representa un centro de ópera en Santiago de Chile. Hay otras obras con temas económicos como la de una señora en Indonesia explotada en su país y la del edificio de un banco que dio préstamos sin garantía e hizo quebrar a Irlanda. Son temas que parecen locales pero que realmente son universales y la pintura les añade está universalidad. Hay varios retratos de jóvenes asesinados en Dublín, donde el gobierno no acepta los conflictos que vive su país, y mientras no se dé voz a estos terribles acontecimientos, seguirán ocurriendo. Al hacer un retrato de cada uno de ellos, el pintor humaniza y regala la historia de seres humanos que no son reemplazables y que tienen una familia y una sociedad que los reclama. Maguire ha trabajado durante muchos años en cárceles, enseñando pintura para ofrecer a los reclusos una oportunidad de expresarse y también como una muestra de solidaridad, pues recuerda que en los conflictos del 68 en Irlanda no llegó a estar en la cárcel pero podría haber sido él como cualquiera de sus amigos. Ha estado también en las cárceles de Ciudad Juárez, en Rumania, Italia, Brasil  y España. Con una postura envidiable el pintor ha logrado hacer de su arte una herramienta digna de compartir y de ofrecer ante un mundo lleno de injusticias. La muestra permanecerá abierta al público hasta el 8 de noviembre en la Galería X espacio de arte. Ubicada en avenida México 99 PH “E”, colonia Hipódromo Condesa. De Lunes a viernes de 10 a 18 horas.

Comentarios